Además de los problemas en Portugal, Grecia e Irlanda, ahora Italia se suma a los vaivenes de España

 

El barómetro del Real Instituto Elcano ha publicado los resultados de una encuesta sobre los actuales rescates dentro de la Unión Europea. Y por primera vez, es mayor el número de españoles que se muestra contrario al rescate de la UE a Grecia de los que se muestran partidarios.

Parece que por fin, el rechazo a un posible rescate cuaja en los españoles siendo los ciudadanos que profesan ideas de centro-derecha los más partidarios de dejar que Grecia acabe en bancarrota. Y es que sólo de esa manera, como siempre ha defendido Hispanidad, se terminará con la auténtica sangría que suponen los rescates, no sólo para el país rescatado, sino para los países miembro, siendo luego los bancos, sobre todo alemanes y franceses, que son quienes poseen la deuda soberana griega, los auténticos beneficiados de esos rescates. Seguramente si Grecia se declara en bancarrota, los mercados se tranquilizan y el auge de la deuda soberana de otros países en dificultades se calmaría.

Y es que además de los rescates ya realizados a Grecia, Irlanda y Portugal, y el caminar español en el borde del precipicio, ahora es Italia la que se suma al grupo de países que se encuentra en dificultades. El país transalpino ha vuelto a máximos en su prima de riesgo (247 puntos) y la bolsa de Milán ha caído dos puntos lastrada por la caída en un 7% de la cotización de Unicredit, el principal banco de Italia. Y de nuevo la inestabilidad en otros países ha arrastrado a España que ha visto cómo el diferencial se disparaba de nuevo hasta los 280 puntos.

La tensión ahora ha llegado también a países como Italia, y próximamente a Bélgica, que son estados con una gran deuda y con mala prensa (resulta curioso pues otros países como Alemania o Francia también tienen una deuda superior a la española pero no se ven afectados por la presión de los mercados).

Juan María Piñero

[email protected]