La tasa de ahorro cae casi puntos el año pasado y se sitúa en el 13,1% de su renta disponible
Las causas son la disminución de la renta y el gasto en el consumo final.

Cualquiera diría que los españoles han querido hacer caso al secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y han decidido ahorrar menos para que así crezca el PIB. Pero la realidad supera cualquier coincidencia.

La tasa de ahorro en España ha descendido, eso sí, 4,9 puntos, hasta llegar al 13,9% de la renta disponible. Pero eso no significa que aumente el consumo, ni mucho menos. Lo que ha sucedido es que en 2010 los españoles han tenido menos dinero y ante esta situación, se puede ahorrar menos. Es una regla de tres muy sencilla. La renta disponible ha descendido casi un 2% (1,9%), mientras que el consumo final, lo que viene a ser alimentación, vestido y necesidades básicas han aumentado un 4%.

Estos datos muestran que la confianza, al menos de los españoles, está lejos de ser verdadera y que costará recuperar los niveles económicos de hace unos años. Y si encima se quiere mayor moderación salarial, parece que el panorama no es muy positivo.

Juan María Piñero

[email protected]