El mismo método empleado para hacerse con un primer paquete del 15%

Repsol sorprendía este jueves al mercado superando con sus resultados del primer trimestre las previsiones. La petrolera cerró los tres primeros meses del año con un beneficio de 765 millones de euros, un 11,2% más que en el mismo periodo de 2010. A este resultado han contribuido los extraordinarios, aunque el beneficio recurrente asciende a 791 millones con la subida del precio del petróleo como factor principal.

Tras las desinversiones realizadas a finales de 2010, durante el primer trimestre de 2011 Repsol vendió un 3,8% de YPF a varios fondos de inversión, y realizó la colocación de un 7,7% mediante OPV.

De esta forma, Repsol accede a la petición de la Casa Rosada para que YPF se argentinice con la presencia de inversores del país. El caso es que los Eskenazi ya se habían hecho con un 15% en excelentes condiciones, es decir, con la posibilidad de pagar con el dividendo. Un auténtico chollo porque ser amigo de los Kirchner tiene sus ventajas. Y las sigue teniendo, ya que son las mismas condiciones con las que han adquirido el 10% restante: 435 millones de euros para que ejerza la opción de compra del 10% acordada en 2007 y que les sitúa en el 25,46%.

No acceder a las peticiones de la Casa Rosada también tiene su contrapartida: los sindicatos pueden volverse quisquillosos y poner las cosas muy difíciles a cualquier compañía con sus exigencias.

Con la argentinización exigida por Cristina Fernández de Kirchner, a Repsol le va de perlas en Argentina y puede tener la seguridad de que no le van a impedir, por ejemplo, repatriar dividendo. La compañía que preside Antonio Brufau quiere quedarse en el 51% de YPF, por lo que le queda por colocar otro 24%. En la fila de los candidatos, otras familias como los Bulgheroni aspiran también al premio ¿quién no?

Mariano Tomás

[email protected]