¿Qué habría hecho la RTVE de Rubalcaba con la información de El Mundo sobre Artur Mas (en la imagen junto a Rajoy), Jordi Pujol y Cía? Maravillas, tito, maravillas. Pero la progresía sigue imperando en RTVE y entonces resulta que en Los Desayunos de la Tv pública, María Casado intentó pasar de puntillas sobre el caso Mas-Pujol, exclusiva de El Mundo.

De hecho, la noticia de titular sobre corrupción fue el caso Matas, ex presidente balear del PP y ex ministro de Aznar. Es verdad que María Casado es filo-PSOE pero mucho menos sectaria que su antecesora, Ana Pastor, y los tertulianos han cambiado. Los tertulianos sí hablaron sobre la exclusiva de El Mundo.

Y ahora resulta que Artur Mas anuncia que hoy mismo, lunes 19, va a interponer una querella contra El Mundo. Ya he dicho que hay dos tipos de personas, las buenas y las malas. Las primeras son las que evitan poner querellas al prójimo, pero supongo que las acusaciones son tan graves que la querella era inevitable.

Pero como ocurre en todos esos casos, al final lo que menos importa es la pregunta básica: ¿es cierto o falso que la familia Pujol, el presidente de la Generalitat, Artur Mas y el consejero de Interior, Felipe Puig cobraban comisiones de concesionarios de la Generalitat y de empresas ligadas al Ejecutivo catalán? Si lo es, deben dimitir ya, aunque CIU caiga en picado. Si no lo es, el que debe dimitir es Pedro J. Ramírez, el periodista que vive de escándalos.

Dicho esto podemos pasar a las cuestiones menores. ¿Por qué surge esto en elecciones y en unas elecciones tan decisivas? ¿Borrador Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal? Hombre, por lo general, la policía, por la cuenta que le trae, no suele filtrar nada a la prensa, aunque sí a los servicios de inteligencia CNI. Y Artur Mas no se recata en acusar directamente al Gobierno de la acusación.

¿Y qué va a pasar? Pues no creo yo que los votantes nacionalistas abandonen a CIU sino es por ERC, el otro voto nacionalista radical. El voto nacionalista se enquista ante "los ataques" que vienen de la pérfida España.

A ver si nos entendemos. En Cataluña existen dos votos nacionalistas: el identitario y el económico. El primero es el de ERC y el del nuevo marxismo catalán: IC Verds. Quieren una Cataluña independiente y no tiene ni la menor idea de lo que eso supondría para Cataluña.

Por contra CIU, no quiere ser independiente, por mucho que lo repita. Al menos, las ansias secesionistas suelen concluir a los 18 años (bien, pongamos 20). Lo que quieren es más dinero para Cataluña y más autogobierno económico. El problema es que Madrid no se fía. Cuando pasen las elecciones, a lo que se llegará es a un pacto fiscal. Ahora bien, lo que Rajoy exigirá de Mas es que se comprometa a que cuando ese nuevo paquete de competencias sea trasferido, los catalanes dejaran de pedir.

Eulogio López

[email protected]