• La Fundación de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada, inicia una campaña de recogida de fondos.
  • Monseñor Aguirre: "Ha habido ejecuciones sumarias, violaciones, robos y saqueos sistemáticos de las misiones".
  • Familias enteras han huido del país atemorizadas: los únicos que han querido quedarse son los sacerdotes, las religiosas y los obispos.
La Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada ha iniciado una campaña de recogida de fondos para ayudar a los cristianos de la República Centroafricana, que se encuentran en una situación extrema, debido a los ataques de los rebeldes yihadistas que controlan el país, la milicia Seleka. Los cristianos viven en un "reino del terror".

Como explicó a AIN el obispo de Bangassou, Monseñor Aguirre, "ha habido ejecuciones sumarias, violaciones, robos y saqueos sistemáticos de las misiones. Ha sido un auténtico acto de guerra. En un pueblo cercano a Bangassou han destruido completamente la misión: las casas de los padres, las de las hermanas. Allí han sido quemadas unas 400 casas y mataron a unas nueve personas.

Al menos el 50% de los haberes de la diócesis han sido robados. Nos han quitado los coches. Ahora mismo vamos a pie. Estoy yendo a pie a todas partes, caminando con mi mochila. Nos han quemado la pediatría, el centro de Internet, la farmacia, el garaje, al igual que han hecho con otros edificios administrativos de las ONGs y de las otras iglesias. Han sido muy duros contra las confesiones cristianas y en concreto contra la Iglesia Católica".

Este viernes publicaba Religión en Libertad que seis bandas unidas de terroristas musulmanes controlan Centroáfrica para islamizarla. Llegaron a República Centroafricana desde distintos países. Se aliaron y tomaron el poder. Han escrito a potencias musulmanes explicando que buscan islamizar el país. Roban y saquean en iglesias, misiones, hospitales...

Estos guerrilleros están fuertemente armados y sofocan todos los intentos de resistencia que se producen en el país. Una vez más, los cristianos son el objetivo prioritario de sus acciones violentas. En Centroáfrica familias enteras han huido del país atemorizadas. Los únicos que han querido quedarse son los sacerdotes, religiosas y los obispos.

Ayuda a la Iglesia Necesitada les ha prometido 160.000 € para devolver los medios expoliados de las misiones, parroquias, hospitales, así como los medios de locomoción imprescindibles para llevar a cabo la misión pastoral.

Urge ayudar y rezar por los cristianos perseguidos de la República Centroafricana.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]