• La fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza la mayor campaña en 50 años a favor de los cristianos refugiados.
  • La toma de control de los yihadistas en las ciudades de la Llanura de Nínive ha provocado un éxodo sin precedentes.
  • Hay ciudades enteras como Mosul donde la presencia cristiana ha desaparecido totalmente.
  • En esa ciudad ya no se celebra la Misa, por primera vez desde el siglo III.
  • "O se les sostiene con ayuda o todos se irán y desaparecerá la presencia cristiana", dice AIN.

Ayuda a la Iglesia Necesitada, una fundación de la Santa Sede, presentará el próximo viernes la mayor campaña en sus 50 años de historia a favor de los cristianos refugiados en Irak. Y no es para menos. Antes del 2003, el número de cristianos en la región era de 1,6 millones y en estos momentos se calcula que no llegan a 300.000. La campaña pretende precisamente eso, ayudarles a que subsistan.

La toma del control de las principales ciudades de la Llanura de Nínive por parte del Estado Islámico (EI) desde el pasado verano ha provocado un éxodo de cristianos sin precedentes en el país. Hay ciudades enteras como Mosul, según AIN, donde la presencia cristiana ha desaparecido totalmente. Allí, en la segunda ciudad más grande de Irak, por primera vez desde el siglo III no se celebra la Eucaristía.
En Mosul el número de cristianos antes de la llegada del Estado Islámico era de 25.000 y ahora no queda ninguno. La mayoría han huido al Kurdistán iraquí, el único lugar seguro para ellos. En estos momentos viven 120.000 cristianos en condiciones de refugiados: no tienen casas, se alojan en tiendas de campaña, no hay colegios para sus hijos, no tienen los medios de primera necesidad...

Ayuda a la Iglesia Necesitada destaca que "este pueblo se encuentra en estos momentos en una gran encrucijada histórica. O se les sostiene con ayuda o todos se irán y desaparecerá la presencia cristiana". Por eso motivo ha lanzado esta campaña de carácter urgente "para evitar que no abandonen su tierra y que la presencia cristiana continúe en este país, de donde salió Abraham para guiar a su pueblo a la Tierra Prometida".

Rafael Esparza

[email protected]