El coste salarial creció un 1,2% mientras que los costes laborales unitarios aumentaron un 0,9%Ayer informamos de que en España los costes laborales se incrementaron un 2,2% en los tres primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior frente al 2% en Europa, según Eurostat. Y de que España es uno de los países con costes laborales más caros y sueldos más bajos de Europa.

Y este viernes, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha destacado que el coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió en España a 2.515,04 euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 1,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. De esta forma, se trata del quinto trimestre consecutivo en el que el coste laboral registra incrementos interanuales, tras cerrar el pasado año con un aumento del 1,6%.

Ya explicamos ayer que en dichos costes laborales unitarios no solo entra el salario del trabajador sino también el IRPF y los impuestos laborales que paga el empresario, como las cuotas sociales, el Fogasa, etc. Es decir, que no es lo mismo 'salarios' que 'costes laborales unitarios', ya que en estos se contabiliza todo lo que le cuesta a la empresa un trabajador.

Pues bien, según el INE, del total del coste laboral, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) creció un 1,2% y alcanzó los 1.841,89 euros, mientras que los otros costes aumentaron un 0,9%, hasta los 673,15 euros.

El principal componente de esos otros costes, que ascendieron a 637,15 euros en el primer trimestre, son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que subieron un 0,5% entre enero y marzo, hasta los 574,23 euros, mientras que las percepciones no salariales aumentaron un 4,1%, hasta los 119,23 euros, sobre todo por el incremento de las indemnizaciones por despido.

Así que la empresa media española soporta unos costes laborales unitarios que la asfixian.

Según los datos del INE, los costes laborales por hora de trabajo efectiva aumentaron un 1,4% respecto al primer trimestre del año anterior y se situaron en 18,29 euros, debido al descenso en el número de horas efectivas de trabajo.

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron Madrid (2.997,57 euros por trabajador y mes), País Vasco (2.892,28 euros), Cataluña (2.699,94 euros) y Navarra (2.582,41 euros), mientras que los más bajos se dieron en Canarias (2.066,70 euros) y Extremadura (2.108,06 euros).

Por su parte, los salarios más elevados también correspondieron a Madrid (2.241,61 euros por trabajador y mes), País Vasco (2.128,85 euros por trabajador y mes) y Cataluña (1.978,52 euros). Por su parte, los más bajos se situaron en Canarias (1.518,42 euros) y Galicia (1.547,17 euros).

Asimismo, según los datos de Estadística, la jornada semanal media pactada (considerando conjuntamente tiempo completo y parcial) alcanzó las 34,7 horas en el primer trimestre, perdiéndose una media de 3,3 horas por semana, la mayoría por vacaciones y fiestas disfrutadas. Aunque si se añaden las horas extras y se restan las horas perdidas, la jornada se reduce a 31,6 horas efectivas de trabajo.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 4,61 euros por hora, con 13,93 euros por hora para los primeros, y 9,32 euros para los segundos.

Los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplican las horas de trabajo efectivo realizadas por los trabajadores a tiempo parcial, con 33 horas semanales frente a 17,3 horas.

Andrés Velázquez
[email protected]