• Los fabricantes, sin embargo, destruirán menos trabajo debido a que el 90% de lo que se fabrica se exporta y por las medidas de flexibilización laboral.
  • En julio se han matriculado 65.322 unidades, lo que representa una caída del 17,2%. Y en los siete primeros meses del año, 471.393 unidades, es decir, un 9,5% menos.
  • Las ventas a particulares en los siete primeros meses bajaron un 11,1%, con hasta las 205.100 unidades. Mientras que las ventas a empresas caen un 12,2% en lo que va de año, con 144.642 matriculaciones.
  • Con estos datos, las previsiones de matriculación para el conjunto del año se sitúan por debajo de las 700.000 unidades.

No son buenos tiempos para los vendedores de coches. Según las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam), que hacen suyas las previsiones de los concesionarios, en el conjunto del año 2012 se van a perder unos 3.000 empleos en España en la red de distribución.

Sin embargo, la previsión para las factorías es distinta, ya que se exportan el 90% de los vehículos que se fabrican en España. Además, el sector ya ha tomado y acordado medidas de flexibilización laboral que permitirán minimizar el impacto en el empleo.

Por lo demás, Anfac y Ganvam, han explicado hoy que las matriculaciones de turismos continúan con su tendencia descendente. En el mes de julio se han matriculado un total de 65.322 unidades, lo que supone una caída del 17,2%. El resultado acumulado en los siete primeros meses del año muestra un volumen total de 471.393 unidades, es decir, un 9,5% menos que en iguales fechas del año anterior.

Así, con el resultado del mes de julio, nuevamente se han variado a la baja las previsiones para el conjunto del año, situándolas en un volumen por debajo de las 700.000 unidades. Según ambas asociaciones, los esfuerzos comerciales que realizan marcas y concesionarios son los más altos de la historia, pero la falta de confianza del consumidor, la alta tasa de desempleo, la falta de financiación y la reducción en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, hacen que el mercado se sitúe en volúmenes muy bajos y con una tendencia sin que se vislumbre ninguna mejoría a corto plazo.

Para la directora económica de Anfac, Aránzazu Mur, "la falta de confianza del consumidor, el deterioro económico, la elevada tasa de paro, el difícil acceso a la financiación y la menor renta disponible están lastrando el mercado de automóviles", cuya tendencia "no variará en el corto plazo" pese a los esfuerzos promocionales de marcas y fabricantes.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres (en la imagen) advirtió de que "la subida del IVA, además de encarecer el precio de los coches en 650 euros de media, traerá consigo un efecto psicológico sobre el consumidor y reducirá las matriculaciones en 25.000 unidades este año".

Por canales, las ventas a particulares bajaron un 13,5% en julio, con 33.785 unidades y acumulan 25 meses consecutivos de caídas. En los siete primeros meses, la bajada es del 11,1%, con 205.100 unidades. Mientras que las ventas a empresas retrocedieron un 16,4% en julio, con 21.637 unidades, y caen un 12,2% en lo que va de año, con 144.642 matriculaciones. Los 'rent a car' compraron 9.900 coches en julio, un 29,1% menos, y 121.651 unidades en el acumulado del año (-3,2%).

Las ventas de coches cayeron en julio en todas las comunidades autónomas y en todos los segmentos, a excepción del 'micro', que creció un 16,9% y del de todoterrenos pequeños, con un alza del 14,3%.

El 69,2% de los coches comercializados en julio tenía motor diésel y el 29,1% de gasolina, mientras que la cuota de híbridos y eléctricos se situó en el 1,7%. Las proporciones son muy similares en los siete primeros meses, con un 68,2% para el diésel, un 30,5% para la gasolina y un 1,3% para híbridos y eléctricos.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]