• El 0,03 sólo servirá para recaudar 350 millones de euros.
  • Pero no sólo eso: rompe con la idea europea de gravar instrumentos más especulativos, no los depósitos.
  • Es la 'tasa López' frente a la Tasa Tobin: el Nobel de Economía pretendía gravar la especulación con divisas, Montoro fiscaliza los depósitos bancarios.
  • Pero la izquierda no se opone: todo lo que sea ir contra la banca suena bien.
  • Lo malo es que la medida no va contra la banca sino contra los clientes bancarios. Es decir, contra todos.

Fue una de las medidas anunciadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes 4: un nuevo impuesto del 0,03% sobre depósitos bancarios. Una idea de algunas comunidades autónomas, como la extremeña, del popular Monago, que el Gobierno paraliza imponiendo un tipo 0%. Ahora cede y crea un impuesto real.

Es decir que, mientras Europa intenta legislar la Tasa Tobin, el Gobierno español impone la "tasa López", contra los depósitos, es decir, contra el conjunto de los contribuyentes. Y todo ello para recaudar 350 millones de euros.

El nobel James Tobin quería un impuesto que desanimara la especulación en divisas, uno de los mercados más especulativos, pero nunca habló de imponer tasa a los depósitos, que de especulativos tienen poco, salvo cuando se disfrazan de altas rentabilidades y con objetivos espurios.

Además, la Tasa Tobin que se discute en Europa intenta gravar otras trasferencias financieras más especulativas.

No es una cuestión de huevo sino de fuerza. La izquierda no se opone porque todo lo que sea atacar a los bancos le parece bien. Sin embargo, en el sector ya se comenta que, "naturalmente", el nuevo impuesto se hará repercutir sobre los clientes, es decir, sobre todo.

Eulogio López

[email protected]