• Lorenzo Amor, presidente de ATA, prevé un aumento de incorporaciones al colectivo de los autónomos como consecuencia de la crisis.
  • "La tarifa plana no puede ser sólo para los jóvenes".
  • "No tenemos que agradecer nada por el IVA de Caja… No nos han rebajado ningún impuesto".
  • También pide cuotas a tiempo parcial para luchar contra la economía sumergida y apoyar a los emprendedores que sólo trabajan, por ejemplo, una hora diaria.
  • Arremete, así mismo, contra la banca, que no tiene interés en prestar los 18.000 euros de media que piden los autónomos, y prefiere en cambio conceder cantidades mayores a las grandes empresas.
  • "Un autónomo sin crédito es como un coche sin gasolina, aunque su 'problema' suele ser que no quiere endeudarse mucho".
  • "Si se multara a las administraciones públicas cuando no pagan como se multa a los autónomos cuando se retrasan en las cuotas a la Seguridad Social, todo iría mejor".
  • Reclama Amor que los 'business angels' o agencias de proximidad también reciban estímulos o puedan aplicarse deducciones.

Lorenzo Amor, presidente de ATA (en la imagen), la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ha sido el protagonista del Desayuno de Nueva Economía Fórum. Y decimos protagonista con permiso de la ministra de empleo Fátima Báñez, que le ha eclipsado con una larga presentación, donde se ha congratulado de los éxitos del Gobierno relacionados con la reforma laboral y de las últimas cifras del paro.

Aunque el representante de la organización de trabajadores autónomos más importante de España ha alabado algunos aspectos de la reforma laboral, no le han dolido prendas en reclamar medidas muy concretas al Gobierno, entre ellas, "una rebaja de las cuotas para mayores de 45 años", un sector, que, según prevé, como consecuencia de la crisis, y a falta del trabajo por cuenta ajena, va a engrosar las filas de los emprendedores.

Ha resaltado Amor, que ha alabado algunas medidas de la reforma laboral, "por que es mejor poder negociar el impago de dos nóminas" que hacer uso del despido express, que la aplicación del IVA de Caja para las PYMES "no es ningún regalo" y reclama la aplicación de la tarifa plana en la cotización de autónomos bajo determinadas circunstancias a otros colectivos que no sean sólo los menores de 30 años.

También ha pedido al Ejecutivo que los trabajadores que trabajen, por ejemplo, sólo una o dos horas diarias, paguen cuotas reducidas y proporcionales al tiempo empleado, sin que esto implique que tengan que cobrar una jubilación por encima de lo que han cotizado realmente. "Se acabaría con gran parte de la economía sumergida si el Gobierno ofreciera esa posibilidad".

No ha faltado tampoco un ataque frontal contra la banca "porque un autónomo sin crédito es como un choque sin gasolina", y según Amor, las entidades no tienen interés ninguno en prestar a emprendedores que en la mayoría de los casos, "porque no quieren ni pueden endeudarse", se conforman con cantidades que no superan los 18.000 euros. Y los costes de estudio, y los trámites que hacen los bancos, apunta, cuestan lo mismo para cantidades muy superiores, por lo cual prefieren prestar a las grandes empresas. Y no es en sus manos donde está la salida a la crisis, sino en las de los autónomos: "Si cada empleado por cuenta propia contratara a un asalariado, acabaríamos con la mitad del paro. En cambio, en el caso de las empresas grandes, cada una de ellas tendría que contratar a 700 empleados, lo cual no es fácil".

Uno de los grandes problemas, señala Amor, es la morosidad de las administraciones públicas, ocuparse de ella, afirma, es como "ejercer de sheriff en un poblado sin ley" en un país donde hay demasiadas facturas sin cobrar anteriores al primer plan de proveedores, y donde la situación de los farmacéuticos de la comunidad valenciana es dramática.

Si a las administraciones públicas, sostiene, "se las multara como se penaliza al autónomo que se retrasa 24 horas en pagar su cuota a la Seguridad Social", el país iría mucho mejor.  También reclama que los 'businesss angels', o inversores de proximidad, tengan  incentivos para invertir en las pequeña empresa de un autónomo. También ha incidido en la necesidad de la tan prometida ventanilla única y la eliminación de las trabas burocráticas que obligan a malgastar hasta once días de trabajo al año y mucho dinero a profesionales que, actualmente, no andan sobrados de ninguna de las dos cosas.

Una propuesta muy sensata para proteger a un colectivo que, como dice Amor, es el único que tiene que empezar a pagar antes de trabajar.

Sara Olivo
[email protected]