• El precio del crudo, clave en la débil economía del país, ha bajado en torno al 40% desde junio pasado.
  • Y encima, el Congreso de Estados Unidos suspende las visas y bloquea los bienes de dirigentes chavistas acusados de violar los derechos humanos durante las protestas callejeras a comienzos de año.
  • Las sanciones llegan un día después de que el presidente venezolano Nicolás Maduro amenazara a Obama: "Si prosperan las sanciones a Venezuela, saldrán mal parados". 
Lo que le faltaba a Venezuela, país que sufre desde hace años las consecuencias de la desastrosa gestión del chavismo (en los últimos tiempos con Nicolás Maduro y antes con Hugo Chávez), es una crisis del petróleo, es decir, una bajada de su precio.

Pero justamente eso es lo que está pasando en este momento. Por eso, la agencia de calificación de riesgos Moody's advirtió de un creciente riesgo de bancarrota para el país si el precio del barril de petróleo, tras desplomarse en torno al 40% desde junio pasado, baja a 60 dólares: "Una caída en los precios de petróleo hasta los 60 dólares (por barril) aumentaría de forma significante el riesgo de impago" en Venezuela, recoge Infobae. 

El informe titulado 'Volatilidad del precio mundial de petróleo: Países exportadores de petróleo con limitadas herramientas políticas son los más expuestos' también afirma que entre los países más vulnerables no está solo Venezuela, sino también Rusia, frente a otros países productores mejor preparados, como México y Arabia Saudita.

Pero como las desgracias nunca vienen solas, a Venezuela se le ha sumado el que la Cámara baja de EEUU ha dado luz verde a un proyecto que suspende las visas de dirigentes chavistas acusados de violar los derechos humanos durante las protestas callejeras que sacudieron al país sudamericano a comienzos de año, publica también Infobae.

La aprobación de la Cámara baja, de manera unánime, culmina el trámite legislativo del proyecto de ley, que ahora será enviado a la Casa Blanca para que el presidente Barack Obama lo sancione. El Senado lo había aprobado por unanimidad el lunes.

Según trascendió en los últimos días, la Administración de Barack Obama "no se opondrá" a la iniciativa legislativa. "Esa sigue siendo nuestra posición", confirmó a la agencia AFP el vocero del Departamento de Seguridad Nacional, Patrick Ventrell.

El texto ordena a Obama prohibir la entrada a Estados Unidos y bloquear los bienes de funcionarios venezolanos acusados de dirigir o asistir en "actos de violencia o abusos serios de derechos humanos", arrestos o causas judiciales contra manifestantes antigubernamentales en Venezuela.

Las sanciones llegan un día después de que el presidente venezolano Nicolás Maduro (en la imagen) amenazara a Obama: "Si prosperan las sanciones a Venezuela, saldrán mal parados".

Las risas de los congresistas de EEUU todavía resuenan en el Capitolio...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]