Empleados de UBS manipularon información para beneficiar sus posiciones de negociaciónLo del banco suizo UBS es una auténtica vergüenza. Ha llegado a un acuerdo con las autoridades de EEUU, Suiza y Reino Unido por el que se compromete a pagar unos 1.400 millones de francos suizos (1.170 millones de euros) para resolver las investigaciones abiertas a nivel internacional por la manipulación del índice interbancario Libor, una cantidad que triplica los 450 millones de dólares (347 millones de euros) pactados en junio por Barclays en relación con esta cuestión. Y, como se sabe, si el índice interbancario se triplica, los bancos se prestan entre sí mucho más caro. ¿Y a que no saben al final quién lo paga? Sí, los ciudadanos, que al ir a pedir una hipoteca o un crédito ven que el interés que le pide el banco es descomunal.

Asimismo, como parte de este acuerdo, la filial japonesa de la mayor entidad bancaria de Suiza ha aceptado a propuesta del Departamento de Justicia de EEUU declararse responsable de un fraude electrónico relacionado con la manipulación de determinados índices de referencia, incluyendo el Libor en yenes.

Pero la cosa no queda ahí: entre las conductas sancionadas en estos acuerdos se menciona que varios empleados de UBS manipularon la información enviada sobre varios indicadores de referencia para beneficiar sus posiciones de negociación. Además, varios empleados de la entidad suiza y el propio banco colaboraron con otras entidades e intermediarios para influir en dichos índices y sacar partido de ello.

Y luego se habla  -no hacen más que recordarlo los anglosajones, por ejemplo- de la mala gestión de las entidades financieras españolas. Cierto, ha habido codicia y avaricia por parte de algunos políticos y financieros españoles. ¿Pero lo de los suizos, qué es?

José Ángel Gutiérrez
[email protected]