El profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Málaga, doctor Alfonso Méndiz, ha publicado en su blog "Publicidad y Cine con valores", un spot  de la Asociación de Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Cataluña, que cumple tres objetivos: Que haga pensar, que aporte optimismo y que muestre que lo comercial es, siempre, compatible con la ética.

En definitiva, un spot publicitario que pueda ayudar a ser mejores. En el anuncio de hoy: una niña de 6 años nos roba por entero el corazón y nos enseña a amar. Con amor infantil lleno de esperanza.

La mayoría de los anuncios nos hablan de ideales muy llenos de egocentrismo y realización personal: nos animan a triunfar, a seducir, a llevar una vida cómoda y cifran la felicidad en la realidad de ser admirados o deseados; en tener y poseer o en disfrutar.

El de hoy no habla nada de todo lo contrario. Dialoga con una gran virtud; la generosidad, la entrega a los demás, de dar lo mejor que tenemos -de darse, más que de dar-, y de sentirnos bien queriendo a nuestros semejantes. Sobre todo, habla de la inocencia de los niños, de esa aspiración que todos debiéramos sentir por volver un poco a nuestra infancia. Y, allí, aprender a ser mejores. Este anuncio fue realizado en la Ciudad Condal "¡Generalitat de Catalunya!" por la agencia de publicidad Bassat, Ogilvy & Mather para la asociación oncológica AFANOC (Asociación de Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Cataluña), recibiendo un aplaudido y merecido galardón en el Festival Internacional de Cannes.

Me alegró que lo premiaran. Porque es muy bueno que la publicidad asevere también que: "Hay más alegría en dar que en recibir". Y este mensaje no lo oímos demasiadas veces en la publicidad.

"Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad. ¿Por qué no agradecíamos a Dios que llenara nuestros calcetines con nuestros pies". Gilbert Keith Chesterton. 1874-1936. Escritor británico.

Clemente Ferrer
[email protected]