• Incluso las familias que se acojan a esta fórmula podrán seguir habitando la vivienda.
  • Además, se flexibilizarán las posibilidades de pago… y de impagos.
  • Lo único que falta: todas las concreciones, especialmente el grado de obligatoriedad.
  • Porque Luis de Guindos asegura que los bancos están colaborando… y a algunos les resulta difícil de creer.

Lo ha anunciado el ministro de Economía Luis de Guindos (en la imagen). No se pierdan el vídeo que no tiene desperdicio. Llega el sistema norteamericano de la dación en pago, o cesión de la casa al banco prestamista a cambio de anular la deuda. Incluso De Guindos habló de algo más: habló de que el donador de su casa pudiera seguir habitándola como inquilino.

No sólo eso, De Guindos también quiere flexibilizar el pago de una hipoteca a familias de rentas bajas para, de esta forma, evitar el desahucio.

Y todo esto es bello e instructivo y podría aprobarse en el Consejo de Ministros del viernes 9. Sólo hay un problema: De Guindos no concreta. En especial, no concreta el grado de obligatoriedad a los bancos para cumplir estos nobles propósitos: ¿Se trata de una orden o de una invitación? Nos enteraremos en el Consejo del Viernes.

El ministro asegura que los bancos están colaborando, algo difícil de creer. Entre otras cosas porque a lo mejor su colaboración consiste en tragar con la dación y la flexibilidad en los pagos a cambio de endurecer las condiciones de concesión de hipotecas.

La verdad, qué mal pensada soy.

Miriam Prat

[email protected]