• El borrador de la orden ministerial que prepara Fomento ya está en manos de los interesados.
  • En principio, los interesados -Acciona, Alsa, Ferrovial, Globalia y Veloi- han acogido bien el documento porque no exige avales, permite presentar ofertas conjuntas y marca el sistema de valoración de las ofertas: 55 – 35 – 10.
  • El plan de negocio supondrá 55 puntos, el económico-financiero 35 y otros aspectos objetivos los 10 puntos restantes.
  • En definitiva, la ministra Pastor acelera el proceso para la 'privatización' del AVE, pero la clave sigue sin ser despejada.

La ministra de Fomento, Ana Pastor (en la imagen) no quiere pasar a la historia como experta en mantener frentes abiertos… y no cerrar ninguno. Las radiales en quiebra, la salida a bolsa de Aena, la liberalización del AVE… Todo cosas menudas, sin importancia.

Pero no, Pastor está decidida a ir cerrando asuntos, por ejemplo, el de la entrada de operadores privados en el AVE a Levante. Y ha dado un primer paso -pasito, podríamos decir- bien acogido por los interesados, precisamente por eso, porque es un primer paso.

Acciona, Alsa, Ferrovial, Globalia y Veloi Rail (familia Lara), además, valoran positivamente el borrador de la orden ministerial, que recibieron este miércoles por la tarde, por tres aspectos: no les exige avales para presentar una oferta, permite las UTE (Unión Temporal de Empresas), es decir, presentar ofertas conjuntas y, por último, porque establece el sistema de valoración de las ofertas: el plan de negocio supondrá 55 puntos, el económico-financiero 35 y otros aspectos objetivos los 10 puntos restantes.

Fomento ha decidido permitir que en las UTE, sólo deba tener licencia de operador ferroviario una de las empresas y que ésta, además, pueda tener un mínimo del 20% de la UTE. Se trata de facilitar la presentación de ofertas. Eso sí, la oferta ganadora tendrá que constituir una sociedad y obtener la licencia.

Ahora, los interesados tienen 15 días para presentar sus alegaciones al borrador. A partir de ahí, tocará esperar a que Fomento diga algo. Y no se ha marcado ningún plazo para hacerlo. Las cosas de palacio van despacio.

En cualquier caso, Pastor sigue sin despejar la mayor incógnita de todas y que, a la postre, es la clave de todo el proceso: el canon de Adif por la utilización de las vías. Tampoco aclara el precio del alquiler de los trenes a Renfe, pero esto es menos importante.

En todo caso, la ministra conoce perfectamente cuál es la postura de los interesados sobre el canon: o lo rebaja un 40% aproximadamente, o los números  no salen y el concurso podría quedar desierto. Pero Pastor no cede. De momento, habrá que contentarse con el borrador. Menos da una piedra… y más daño hace.

Pablo Ferrer

[email protected]