La nueva norma que impulsa la ministra Pajín se puede convertir en la antesala de las leyes nazis sobre acusaciones anónimas

 

Un amigo húngaro me contaba una historia sobre el comunismo. En una ocasión al ser preguntado un español sobre el color de un vestido, contestó que era rojo. Cuando se le preguntó a un italiano, matizó que era un rojo pálido, parecido al coral. Y al ser preguntado el húngaro sobre el color del vestido, respondió: ¿Por qué me preguntas sobre el color?

Con esta anécdota hago referencia a la confianza. Eso es lo que va a minar la nueva Ley de Trato que está promoviendo la ministra Leire Pajín. Será como el colofón a las leyes favorables a los matrimonios homosexuales o contra las familias. Con la futura ley, por ejemplo, los medios que comunicación que no cumplan los cánones de lo políticamente correcto, serán sancionados.

Además, con la nueva ley, habrá obligación de colaborar con la Justicia a la hora de denunciar comportamientos racistas u homófobos. Un ejemplo que ilustra muy bien esto. Si decide alquilar un piso y lo anuncia públicamente y entre los posibles inquilinos llega una pareja de lesbianas o una pareja de musulmanes, y usted acaba eligiendo como inquilino a una pareja de las de toda la vida, si la pareja de lesbianas o musulmanes se siente ofendida por creer que ha sido discriminada, les podrá denunciar y usted tiene la obligación de demostrar su inocencia. Además, sus vecinos deberán colaborar con la Justicia y decir aquello que puedan saber. En el fondo, llevará a la falta de confianza, porque nadie se fiará de nadie, pues cualquiera puede ser un soplón.

Las multas pueden ser variadas: desde 150 euros hasta el medio millón; pero también al cierre de un establecimiento o prohibir seguir ejerciendo la profesión.

Como se puede ver, un cajón desastre donde meter a todos aquellos que no piensan como tú y tratar así de silenciarles. Es el inicio, pero nadie sabe dónde va a acabar. Es más, a lo mejor dentro de un tiempo, lo aquí escrito no se pueda repetir.

Juan María Piñero

[email protected]