• Recientemente, Martínez Camino advirtió que "en Bachillerato, la asignatura de religión no está garantizada y los acuerdos dicen que la asignatura de religión ha de ofertarse en infantil, primaria secundaria y en Bachillerato".
  • Para CONCAPA, entre lo bueno de la LOMCE destaca el hecho de que se establecen pruebas objetivas y externas, la supresión de EpC y el reconocimiento del castellano en las CCAA bilingües.
  • Carbonell aplaude la cultura del esfuerzo que supone el cambio en la concesión de becas.
  • Sin embargo, CONCAPA reclama que el colegio y los profesores deberían rendir cuentas de su trabajo a las familias al final del curso.
  • También reclama del Estado que aumente la cuantía de las partidas presupuestarias para la enseñanza concertada.
  • Y echa en falta, también, la asignatura clásica Historia de la Filosofía. 
Este jueves aprueba el Congreso la reforma de la educación, es decir, una nueva ley educativa, la conocida como 'Ley Wert', aunque al ministro de Educación José Ignacio Wert (en la imagen) no le gusta esa denominanción. Vamos a recordar los pros y contras recogiendo declaraciones recientes de algunos de los afectados.

Por ejemplo, recientemente, en declaraciones a la COPE, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, advirtió al Gobierno de que la reforma educativa debe ofertar religión en todas las etapas, incluido el Bachillerato, tal y como establecen los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, con rango de ley. "El Gobierno ha dicho que los quiere cumplir y por eso tenemos mucha esperanza y estamos hablando para que se puedan perfeccionar los flecos que quedan", dijo el portavoz de la CEE.

Para el portavoz de los obispos, "en Bachillerato, la asignatura de religión no está garantizada y los acuerdos dicen que la asignatura de religión ha de ofertarse en infantil, primaria secundaria y en Bachillerato". "Los acuerdos son una ley de rango internacional con vigencia directa en el ordenamiento jurídico español y esta ley, tal y como está, no los cumple en todos los aspectos", ha insistido.

"Si no se mejora en este punto que acabo de decir y algunos otros, pues tendremos que decir que esta ley no cumple los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español", añadió.

No obstante, Mons. Martínez Camino opinó que Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) es "importante y da muchos pasos adelante" en relación con la enseñanza de la religión y la moral católica en la escuela. "Tiene que ser ofertada, no tiene que ser cursada por todos, es una asignatura opcional para aquellos cuyos padres la elijan o ellos mismos, si son de los últimos años", ha dicho. Según Mons. Martínez Camino, "esto no es un privilegio para la Iglesia", sino el "modo en el que el derecho fundamental de los padres se ejercita: el de que sus hijos sean educados de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales, que es un derecho constitucionalmente reconocido".

Por otra parte, en Hispanidad, el presidente de CONCAPA, Luis Carbonell, ha ido desgranando en diversas ocasiones los aspectos que considera positivos y negativos de este ley que hoy se aprueba en el Congreso. Entre lo bueno de la LOMCE destaca el hecho de que se establecen pruebas objetivas y externas, la supresión de EpC y el reconocimiento del castellano en las CCAA bilingües. Además, CONCAPA aplaude la cultura del esfuerzo que supone el cambio en la concesión de becas.

Sin embargo, en opinión del presidente de CONCAPA, el colegio y los profesores deberían rendir cuentas a las familias de su trabajo al final del curso, "de cómo ha ido la marcha académica, por qué ha sido así y cuál es el plan de mejora del año siguiente". También reclama del Estado que aumente la cuantía de las partidas presupuestarias para la enseñanza concertada.

El presidente de CONCAPA echa en falta, también, la asignatura clásica Historia de la Filosofía.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]