Los empresarios del sector pretendían el recorte del recorte. No obstante, el déficit de tarifa seguirá disparado

 

Mañana del jueves en el Congreso: el ministro Sebastián logra aprobar una pequeña disminución en las subvenciones públicas a la energía fotovoltaica, con el apoyo de CIU y PNV. Es decir, que seguiremos con la sangría de dinero público a las renovables pero algo menos. En cualquier caso, el déficit de tarifa eléctrica continuará disparado.

Los productores de fotovoltaica siguen empeñados en que el Gobierno ha aplicado un efecto retroactivo  y amenazan con inundarle en demandas. Lo cual es cierto pero se traba de una mera cuestión de supervivencia.

Miriam Prat

[email protected]