• En mayo salieron de España 41.294,3 millones de euros frente a los 26.567 de abril.
  • Las inversiones directas arrojaron una salida de 1.238,9 millones en mayo.
  • Respecto a las inversiones en cartera, se han perdido 9.197,5 millones, prácticamente la mitad que los 20.201,2 millones de abril.
  • Mientras que los derivados financieros presentan una entrada de 1.065,8 millones de euros.
Las salidas de capital de España en inversiones directas, inversiones de cartera y otras inversiones se aceleraron en mayo respecto a abril, hasta sumar 163.185,9 millones en lo que va de año, según la balanza de pagos que publica el Banco de España. En concreto, en el quinto mes del año salieron de España 41.294,3 millones de euros en estos conceptos frente a los 26.567 millones que se perdieron en el mes de abril, lo que supone un 55,3% más.

No obstante, las salidas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se produjeron fundamentalmente en el capítulo de otras inversiones (préstamos, depósitos y repos) y, en menor medida, en inversiones en cartera y en inversiones directas, mientras que se generaron entradas en derivados financieros.

En lo que respecta a inversiones directas, arrojan una salida de 1.238,9 millones en mayo, mientras que los derivados financieros presentan una entrada de 1.065,8 millones de euros. Respecto a las inversiones en cartera, se han perdido 9.197,5 millones, prácticamente la mitad que los 20.201,2 millones de abril. Mientras que las otras inversiones han provocado la salida de 31.923,7 millones, muy por encima de los 7.170,8 millones del mes anterior.

Y en cuanto al comportamiento de los inversores extranjeros en España, la mayor salida en mayo se ha producido en las otras inversiones, que han perdido 13.363,4 millones de euros, superando con creces los 2.547,4 millones del mes de abril. Y respecto al comportamiento de los extranjeros en inversiones en cartera, mejoraron considerablemente en mayo al registrar salidas de 12.199,3 millones, aproximadamente la mitad que 24.592,8 millones que se perdieron en abril.

Las inversiones directas del exterior en España, por su parte, volvieron a cerrar en positivo al generar entradas netas de 620,9 millones, lo que, sin embargo, supone un 78,7% menos que en abril, mientras que los instrumentos financieros derivados originaron entradas por 1.065,8 millones.

Al comparar las cifras de mayo con las del mismo mes del año anterior llama la atención que las desinversiones en el capítulo de otras inversiones de España en el extranjero se han multiplicado por cuatro en mayo, hasta los 18.560,4 millones.

Fijándonos en los cinco primeros meses del año, se observa que las inversiones directas han generado entradas de capital por valor de 6.709 millones, mientras que las inversiones de cartera han registrado salidas de 65.544,7 millones y otras inversiones han perdido 108.925,2 millones. Mientras que, acerca del comportamiento de los inversores extranjeros en este periodo, se detecta que entre enero y mayo se registraron entradas de capital de 9.819,6 millones en inversiones directas, pero salidas de 70.140,7 millones y 54.139,8 millones en inversiones de cartera y otras inversiones, respectivamente.

Andrés Velázquez

[email protected]