• Pero recibieron 9.047 millones de euros en primas durante 2013.
  • Las patronales no tienen razón al criticar la titulización del déficit de tarifa a favor de las eléctricas tradicionales.
  • Pero sí la tienen en denunciar que la renovación del parque hidráulico, y ahora el nuclear, se hagan sin canon, es decir, gratuitamente.
  • Los productores fotovoltaicos serán los primeros en convocar movilizaciones sociales.

Nadie en el sector está contento con las medidas eléctricas del Gobierno. Si el martes y el miércoles fueron Gas Natural Fenosa e Ibedrola respectivamente, este jueves ha sido el turno de las renovables, concretamente, de las asociaciones de ámbito nacional Anpier, Appa, Protermosolar y Unef. Por cierto, el ministro de Industria, José Manuel Soria (en la imagen), ha respondido al presidente de Iberdrola y ha afirmado que la eléctrica ha recortado sus inversiones en España desde 2009.

Pero volvamos a lo que nos ocupa. Las patronales cifran en 3.400 millones de euros el impacto negativo que tendrán en 2014 las reformas eléctricas que el Ejecutivo ha aprobado desde 2011. José Miguel Villarig, presidente de Appa, ha cifrado el último recorte del Gobierno en 2.400 millones de euros, el doble que los 1.700 millones estimados por el Ministerio de Industria.

Durante la rueda de prensa, las asociaciones se han quejado de no recibir el mismo trato que las empresas tradicionales, por parte del Ejecutivo. "A nosotros no nos hacen los ajustes como a las grandes eléctricas, que les avalan, les titulizan y les pagan intereses. A nosotros nos lo quitan y punto".

No tienen razón cuando critican la titulización del déficit de tarifa. Vamos a ver, el déficit se genera porque los costes de la energía superan a los ingresos. Es decir, si producirla cuesta 10 y vendo a 8, la diferencia es el déficit. La cuestión es que todo está regulado, no sólo el precio, sino también cómo se genera esa energía. De ahí el compromiso del Gobierno de titulizar el déficit generado. Las renovables no tienen razón porque a ellas de las concedido unas subvenciones que no reciben las tradicionales.

Sin embargo, sí la tienen cuando denuncian que la renovación del parque hidráulico, y ahora el nuclear, se haya hecho sin canon. Por ejemplo, a Iberdrola se le renovó la concesión de las centrales hidráulicas sin que tuviera que pagar nada. Claro, me dirán, es que la empresa construyó la central, que es suya. Sí, pero son instalaciones con un periodo de amortización que ya se ha cumplido. A partir de ahí, lo lógico es renovar la concesión a cambio de un canon tal y como sucede, por ejemplo, con las autopistas de peaje.

En todo caso, las asociaciones de renovables han anunciado que agotarán la vía administrativa para intentar que el Gobierno rectifique. Más duro se ha mostrado el presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca, que ha anunciado que los productores fotovoltaicos están al límite y que ya están preparando movilizaciones sociales frente a la sede del Ministerio.

Por cierto, Martínez-Aroca ha criticado la actitud del presidente de Iberdrola por quejarse por obtener menos beneficios, cuando muchas pequeños empresarios y familias del sector fotovoltaico lo han perdido todo.

Pablo Ferrer

[email protected]