Con la crisis de la prensa, las agencias se ven obligada a repercutir su margen  a los clientes
Sólo las grandes agencias de medios logran subsistir
El 1 de enero ha supuesto un cambio de año, pero también un cambio de sistema a la hora de cobrar las agencias de publicidad por los anuncios en prensa.
Hasta ahora, lo normal era que del coste total, las agencias se quedaran con un 10% -sus emolumentos-. Pero eso ha cambiado desde el 1 de enero por culpa de la crisis de la prensa de papel. A partir de ahora dejan de percibir ese descuento y simplemente deben cobrarlo a los clientes. Y claro está, el cliente no lo ve muy claro. Lo que antes le costaba 100, ahora le cuesta 110 y por ahí no pasan.
Las más afectadas de esta situación son las pequeñas agencias de publicidad que han visto reducidos sus cuentas y sus clientes. Y como suele pasar, alguien gana: las grandes centrales de medios que reciben a todos esos clientes insatisfechos.
La prensa quiere eliminar costes de donde sea para sobrevivir y quien está muriendo son las pequeñas agencias. Lo pequeño, mejor, acaba muriendo ante lo grande.
Andrés Velázquez
[email protected]