Este índice ha caído 36 puntos respecto al año pasadoLa confianza del consumidor ha caído 36 puntos respecto a hace un año y trece puntos el pasado mes de julio en relación al mes anterior, hasta situarse en 37,6 puntos, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) -el que valora las expectativas sobre la economía familiar y el empleo- publicado este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

No hace falta ser un lince para darse cuenta de que las medidas de ajuste tomadas por el Gobierno de Mariano Rajoy -como la última subida del IVA- y el ambiente pesimista que respiran los medios de comunicación respecto a la economía española han hecho estragos en la percepción que los ciudadanos tienen del momento actual. Por eso, la confianza ha caído en picado.

No es de extrañar, por tanto, que el ICC haya alcanzado el punto más bajo de toda la serie, -es decir, el mínimo histórico- casi diez puntos por debajo del anterior mínimo (46,3) de julio de 2008. Recordemos que el indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Los tres componentes del indicador han caído: la situación económica de España (-8,4 puntos), la del hogar (-5,7 puntos) y la del empleo (-4,8), en línea con los datos de julio.

Sin embargo, en comparación con el anterior mínimo de la serie, de febrero de 2009, la visión de la situación del país es hoy 1,6 puntos superior y la del empleo se sitúa 6 puntos por encima. Por el contrario, el deterioro de los hogares es más acusado, hasta 14 puntos por debajo de la valoración de entonces.

Andrés Velázquez
[email protected]