• La mayor parte de las sanciones -entre 77 millones y 50.000 euros- están relacionadas con fraude fiscal y prácticas contra la competencia.
  • En la lista están Tui Travel, Orizonia, Islas Airways, Díaz Ferrán y el Grupo Playa Sol.
  • La CNMC investiga a Agrupa y diez grupos de gestión de viajes por la fijación de precios.
  • Tampoco se libran las navieras Balearia, Contenedores, Sercomisa y Pitiusa por formar un cártel en los viajes a Baleares y Marruecos.
  • Las 'low cost' Ryanair y Easy Jet ha sido condenadas por vulneras los derechos del consumidor.

Importantes grupos del sector turístico ha sido multados con sanciones millonarias desde el comienzo de la crisis por diversos delitos de tipo fiscal, por supuestos cambios de sede pagar menos a Hacienda, fraude al Estado, fijación de precios o reparto del mercado. Preferente.com ha elaborado una lista de las empresas salpicadas por las sanciones, las que están pendientes del algún caso y las que han conseguido librarse de pagar.

Hay tres grandes apartados en esas sanciones: el de fraudes en los impuestos de sociedades o el cobro irregular de los descuentos a los residentes; multas contra la competencia, donde figuran las asociaciones turísticas; y por último, las empresas que han infringido los derechos al consumidor, entre las que están las dos low cost más grandes de Europa.

Entre las empresas multadas por fraude están Tui Travel, Orizonia, Islas Airways, Gerardo Díaz Ferrán y Grupo Playa Sol.

Tui Travel fue multada por defraudar al fisco 28 millones en el Impuesto de Sociedades entre 2001 y 2005. Finalmente aceptó una multa de 50 millones por los cinco delitos contra Hacienda, evitando que alguno de sus directivos se sentara en el banquillo.

Orizonia, el gigante que quebró hace más de un año, fue condenada a pagar 30 millones de euros por llevarse su sede a Canarias y pagar menos impuestos. Esa multa se redujo después a 9 millones que no llegó pagar por la quiebra.

La aerolínea Islas Airways, en el proceso de liquidación, se enfrenta a un caso de fraude de hasta seis millones por aplicar indebidamente el cobro del descuento de residente

Gerardo Díaz Ferrán, ex dueño de Marsans -actualmente está en prisión por la quiebra de esta compañía- fue condenado a una multa, junto a Antonio Mata, de 99 millones por fraude en la compra de Aerolíneas Argentinas. Afronta, además, otros cinco y una sanción de cinco millones por blanqueo de capitales.

Grupo Playa Sol está acusado de casi una veintena de delitos contra Hacienda y los derechos de los trabajadores. Recientemente, el dueño pactó con la Fiscalía una condena de 7 años de prisión, 74 menos de los que le pedían, y el pago de una multa de 11 millones. Además, junto a su contable Josep Oller -que afronta una sanción de 11 millones- deberá pagar 11,5 millones en concepto de responsabilidad civil.

Entre las empresas sancionadas por cuestiones de competencia figuran Agrupa y diez grupos de gestión, Rent a car, las navieras Trasmediterránea, Balearia, Isleña Marítima de Contenedores, Sercomisa y Mediterránea Pitiusa, Asociación Empresarial de Agencias de Viaje Españolas y Joan Gaspart.

Agrupa y diez grupos de gestión, entre ellos Cybas, Edenia, Airmet, Grupo Europa Viajes, Gea, Ret, Star, Over, Unida y Avantours, están en bajo sospecha de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por prácticas restrictivas de la competencia, entre ellas, la fijación de precios. La sanción, que podría ser efectiva en julio, puede ascender al 10% de su facturación.

Rent a cars, empresa de alquiler de coches, acumula varias multas millonarias por prácticas anticompetitivas. En agosto de 2013 fue sancionada a pagar más de 35 millones a 17 empresas de 'rent a car' y dos asociaciones por actuar como un cártel fijando precios y condiciones comerciales especialmente en Cataluña, Valencia, Andalucía y Baleares.

Además, las navieras Trasmediterránea, Balearia, Isleña Marítima de Contenedores, Sercomisa y Mediterránea Pitiusa fueron multadas en febrero de 2012 con más de 54 millones por formar un cártel en el transporte marítimo de mercancías y pasajeros entre Baleares y la Península. Apenas nueve meses después, la CNMC imponía sanciones que sumaban 88,5 millones a seis navieras por repartirse el mercado y pactar precios en el servicio entre la Península y Marruecos entre 2002 y 2010.

Aedave, la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje Españolas, debió cerrar en 2012 después de que la CNMC le impusiera una multa de 1,47 millones por la concertación de FEES con Iberia, Spanair y Air Europa, que también fueron condenadas a pagar 2,55 millones de euros. En ese mismo expediente se sancionó a la también desaparecida FEAAV con 1,66 millones.

Joan Gaspart, presidente de Husa, fue multado por la CNMC con 50.000 euros por declarar en 2011 que sería necesario subir los precios de los hoteles aunque posteriormente la Audiencia Nacional lo exoneró de dicha sanción.

Finalmente, en el capítulo de multas por vulnerar los derechos de consumidor figuran Ryanair y EasyJet.

La 'low cost' irlandesa Ryanair  fue condenada en 2013 en España por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a pagar 220.000 euros por saltarse la ley del consumidor al no aceptar el Libro de Familia como documento identificativo o cobrar por no llevar la tarjeta de embarque impresa. También ha sido multada en Francia por 10 millones por infringir la ley laboral.

EasyJet fue multada con 55.000 euros por dejar en tierra a una pasajera minusválida por el simple hecho de no llevar acompañante.

Mariano Tomás

[email protected]