Ahora ya no hay discusión: las huertas solares han representado un derroche de dinero

 

Es decir: Zapatero les concedió una millonada de subvenciones. Un nuevo decreto ley da marcha atrás y las empresas no se lo perdonan.

Si la factura de la luz ha subido tanto a inicios de año, en parte es debido al déficit de la tarifa eléctrica. Y una buena parte del problema es debido a las subvenciones que el presidente del Gobierno concedió a las empresas fotovoltaicas (la manida idea de la energía verde), que sólo ha servido para encarecer los precios en los hogares.

Sin embargo, Zapatero, no se sabe si de manera consciente, se ha dado cuenta del error y quiere dar marcha atrás. Para ello, se realizaron dos decretos, real decreto 1565/2010 de noviembre y en el real decreto ley 14/2010 del pasado 23 de diciembre. Sin embargo, esa marcha atrás, aunque sea pequeña, no ha gustado a los empresarios de las fotovoltaicas. Y eso que la reducción no era tan importante.

Tal y como ha anunciado el presidente de la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF), Juan Laso, se han entregado 10.000 cartas en el Congreso para que se rechace el real decreto o se introduzcan alegaciones.

Los reales decretos reducen a 25 años el periodo de percepción de primas y limitan en cerca del 30% el número de horas con derecho a retribución. Sin embargo, los empresarios ya avisan de un auténtico colapso administrativo a partir de septiembre, que es la fecha en que cerca de 50.000 plantas habrán superado el límite de horas con derecho a prima y se comenzarán a presentar recursos individuales.

Y es que, ahora, el mal ya está hecho y a ver cómo se soluciona.

Andrés Velázquez

[email protected]