Asciende a 16.481 millones, pero en el mismo periodo de 2013 fue de 8.420,4 millones

El menor tirón de las exportaciones preocupa en nuestro país, ya que llevan unos meses con una situación delicada, pero sus consecuencias van mucho más allá. Por ejemplo, su menor crecimiento (sólo un 0,9% hasta agosto) es el responsable de que el déficit comercial casi haya doblado su cifra respecto al mismo periodo de 2013.

En concreto, en los ocho primeros meses ha ascendido a 16.481 millones de euros, según los datos publicados por el Ministerio de Economía, mientras que en las mismas fechas del año pasado fue de 8.420,4 millones.

Esto se debe a que las exportaciones crecieron apenas un 0,9%, aunque lograron sumar un nuevo máximo histórico: 157.192 millones. Por ello, mostraron un mejor comportamiento que las francesas (-12%) y las británicas (-15,6%), pero por debajo de las alemanas ( 2,8%). Por su parte, las importaciones aumentaron un 5,8%, hasta alcanzar los 173.673,1 millones.

El departamento que dirige Luis de Guindos explica que las exportaciones se han reorientado hacia la eurozona por la apreciación del euro frente a las principales divisas y la desaceleración de los países emergentes. En concreto, hasta agosto avanzaron un 3,9%, destacando las realizadas a Alemania ( 5,9%), Portugal ( 8,1%) y Países Bajos ( 10,3%). Por el contrario, la demanda de los países no comunitarios cayó un 3,5%, representando sólo el 36,5% del total. Pero el cambio puede no ser tan bueno, dada la actual ralentización europea, que podría lastrar el crecimiento español.

En cuanto a los datos de agosto, el saldo comercial presentó un déficit de 2.772 millones, pues las exportaciones bajaron un 5,1% (16.341,9 millones), mientras las importaciones subieron un 0,5% (19.113,9 millones), respecto al mismo mes de 2013.

Cristina Martín

[email protected]