• Ausur (Ploder), propiedad de Luis Gálvez, era la más reacia a entrar en la nueva Empresa Nacional de Autopistas.
  • Y también era la única que no estaba en concurso de acreedores.
  • De esta forma, disminuye la deuda global de las radiales en quiebra en 240 millones de euros.
  • El 70% se refinancia a 28 años, 200 puntos sobre el euríbor.
  • La autopista Alicante-Cartagena allana así el camino para llegar a un acuerdo sobre un problema que parece eterno.

Durante la mañana del lunes la banca acreedora llegaba a un acuerdo con Ausur, es decir, con la compañía Ploder, cuyo máximo accionista es Luis Gálvez (en la imagen, a la derecha). Ausur era la única de las radiales en delicada situación, quebradero de cabeza para la ministra de Fomento, Ana Pastor, que no había entrado en concurso de acreedores. Ahora tampoco entrará en Seittsa, el instrumento de la ministra Pastor para meter en vereda a la levantisca banca extranjera y llegar a un acuerdo con la española.

Veamos: Luis Gálvez ha llegado a un acuerdo sobre su deuda de 240 millones de euros con la banca acreedora. El 70% es deuda sostenible, refinanciada a euríbor más 220 puntos básicos a 28 años. El resto, en créditos participativos. Es decir, que si no paga, la banca entra en el accionariado.

Hasta ahí la noticia. Consecuencias ulteriores: menos deuda para formar la interminable ENA-2 con el resto de autopistas quebradas. No es que vaya a ser la solución al acuerdo que ya contamos en Hispanidad, pero algo es algo.

Al final, Ana Pastor se va a salir con la suya.

Miriam Prat

[email protected]