• El valor añadido bruto de las empresas se redujo un 5,8% en términos interanuales, una caída superior a la de 2012 (3,6%).
  • La caída de la demanda interior, uno de los principales motivos del descenso de los beneficios empresariales.
  • A ello hay que añadir el aumento de los gastos  atípicos, como los ajustes de la plantilla con sus correspondientes indemnizaciones y las importantes minusvalías derivadas de las operaciones de venta de activos de naturaleza financiera.
  • El 60% de las empresas utilizadas en el muestreo del Banco de España destruyeron puestos de trabajo.

El aumento de los sueldos medios es de un 0,6%, si se excluyen las cotizaciones a la Seguridad Social.  

Los resultados netos de las empresas no financieras bajaron un 48,2% en el primer trimestre del año, diez puntos porcentuales menos que en el mismo periodo de 2012 cuando se registró un descenso del 58,3%. Sin embargo, según señala el Boletín Económico del Banco de España, la actividad productiva de estas compañías se contrajo a un ritmo más intenso que en el mismo periodo del año anterior. De esta forma, el valor añadido bruto se redujo en 5,8% en términos interanuales, frente al descenso del 3,6% en el mismo periodo del año anterior.

El desglose sectorial evidencia que el retroceso del Valor Añadido Bruto de las empresas fue generalizado.

En el ámbito de la energía, según el artículo elaborado por Álvaro Menéndez y Maristela Mulino, de la Dirección General del Servicio de Estudios, "se registró la mayor caída (un 7,8 %, frente al 1% que había descendido un año antes).
Dentro de esta rama destacan las disminuciones experimentadas en el subsector de producción de energía eléctrica, gas y agua (un 5,5 %) y en las sociedades de refino de petróleo (32,5 %). Los descensos en los sectores de comercio y hostelería y de información y comunicaciones fueron también elevados (6 % y 4,9%, respectivamente), afectados por la debilidad del consumo. En la industria la contracción fue del 3,6 %, observándose una pauta negativa en casi todos los subsectores, que fue más acusada en la industria de la alimentación, bebidas y tabaco, en la química, y en la de fabricación de productos informáticos y electrónicos, con reducciones del 8,3%, 6,6% y 5,2%, respectivamente.

Por último, el grupo que engloba al resto de actividades reflejó un descenso del 4,6%, siendo las compañías de otros servicios y de la construcción e inmobiliarias las que presentaron una evolución más desfavorable". informe banco españa empresas no financieras

A pesar del aumento de las exportaciones, que, sin embargo han desacelerado su crecimiento con respecto al mismo periodo de 2012, estas no han podido paliar los efectos derivados de la caída de la demanda interna. Así mismo, durante este período se produjeron algunas importantes minusvalías generadas en operaciones de venta de activos financieros, a lo que hay que añadir el efecto negativo de otros resultados atípicos (básicamente, diferencias negativas de cambio e indemnizaciones por despidos).

Los gastos de personal descendieron un 1,5% durante el primer trimestre de 2013, lo que implica  medio punto porcentual más de caída que en el mismo período del año anterior.

La disminución de esta partida es consecuencia de la reducción del 3% del empleo medio en las empresas, lo cual refleja que el ritmo de destrucción de empleo se duplicó con respecto al año anterior. La destrucción de puestos de trabajo fue especialmente intensa con el empleo temporal, que se redujo un 14,5%, mientras que en el empleo indefinido la disminución fue de tan sólo 1,4%.  El 60% de las empresas que se utilizan para el muestreo de la Central de Balances Trimestral (CMT) destruyó puestos de trabajo en los tres primeros meses del año.  

Por otra parte, las remuneraciones medias aumentaron un 1,5% en el primer trimestre de 2013, una subida superior a la del 0,5% del mismo período del año anterior. El aumento se explica por la variación en las retenciones de cotización a la Seguridad Social. De hecho, si se excluyen las cotizaciones, los sueldos y salarios limitan su subida al 0,6%

Sara Olivo
[email protected]