Por ello las plantillas se han reducido entre el 50% y el 70%

Las empresas de mudanza no atraviesan un buen momento, pues su volumen de trabajo se ha reducido un 50% en los últimos cuatro años. Esto supone una "grave situación" en palabras del presidente de la Federación Española de Empresas de Mudanzas (Fedem), Juan Luis Feltrero.

Pero esta empresas al tener menos trabajo también necesitan menos empleados, por lo que se han visto obligadas a reducir sus plantillas entre un 50% y un 70%. Algo que es bastante delicado y más teniendo en cuenta la dramática tasa de paro (25,9%) que tiene España y su elevado número de desempleados (4.684.301).

Feltrero señala como principal responsable de este problema al "fuerte intrusismo" que soporta el sector. Un fenómeno que se ha incrementado debido a la crisis económica, pues "cualquiera con una furgoneta, sea autónomo o falso autónomo, puede hacer un transporte de muebles". Además en los grandes centros comerciales cada vez hay más furgonetas "para hacer los traslados de forma ilegal".

Pero en Fedem no están de brazos cruzados, sino que se están reuniendo con varias administraciones para que se paren "estos hechos irregulares". Feltrero ha señalado que las empresas legales deben denunciar ante la Inspección de Trabajo los casos de intrusismo que conozcan, pues no sólo les quitan trabajo y empleados, sino que les obliga a trabajar por debajo del coste real del servicio.

Pablo Martín, presidente de la Organización Castellana de Empresas de Mudanzas (OCEM), recalca la "situación dramática" del sector en la Comunidad de Madrid y denuncia "la falta de profesionalidad de las empresas piratas" que también afecta a la "pérdida de imagen de los profesionales legales".

Cristina Martín

[email protected]