• Un artículo provoca las iras de Arturo Fernández y hasta de La Zarzuela.
  • En él se decía que Fernández amenazó a su competidor Hilario Alfaro con el apoyo del Monarca.
  • Y la Casa Real desmintió la información.
  • Y ahora se pide el cese del director de ABC por permitir la publicación.

El proceso electoral para elegir al nuevo presidente de la patronal madrileña CEIM se complica y empieza a tener elementos de suspense. Las elecciones, que tendrán lugar el próximo día 24, se han vivido con tensión. A la dimisión de la vicepresidenta de la organización, Lourdes Cavero, se ha se sumado el martes otro episodio: la detención de Alfonso Tezanos, ex presidente de Fedecam, por una presunta estafa en los cursos de formación. Pero la cosa no acaba aquí. En la lista de damnificados podría estar también el director del diario ABC, Bieito Rubido (en la imagen), por haber consentido la publicación de un artículo de Miguel Oliver, titulado "Un tercer hombre para CEIM".

En el artículo en cuestión se apuntaba a que Arturo Fernández amenazó a Hilario Alfaro con una llamada de la Casa Real para que retirara su candidatura en CEIM. Ahí fue Troya. Lo niega Arturo Fernández pero también ha incomodado a Zarzuela. La crónica ha servido para que se solicite desde la patronal el cese del director de ABC, Bieito Rubido, por permitir la publicación de la nota.

Lo cierto es que el proceso preelectoral en la CEIM se está viviendo a cara de perro, aunque se mantengan las formas. De hecho los dos principales candidatos, Arturo Fernández, que aspira a la tercera reelección, e Hilario Alfaro, confiesan públicamente la amistad que les une y, amablemente también, las diferencias que les separan.

El proceso se enrareció con la dimisión de Lourdes Cavero, esposa del presidente madrileño, Ignacio González, como vicepresidenta de la CEIM, y se complicó más todavía con la detención, este martes, de Alfonso Tezanos, hasta hace pocas semanas miembro de la dirección de la CEIM y presidente de la organización de empresarios Fedecam. ¿Motivo: la supuesta estafa de los cursos de formación. El empresario está relacionado con una trama que diseñaba cursos de formación falsos para cobrar subvenciones. Las investigaciones apuntan a que el fraude podría superar los 15 millones de euros: 11 millones en ayudas estatales y 4,4 millones en las ayudas autonómicas.

Lourdes Cavero presentó su dimisión el 28 de febrero como vicepresidenta de la CEIM para no estorbar la reelección de Arturo Fernández. La propia CEIM informó a principios de mes de que Fernández había aceptado la renuncia, por lo que podía suponer de injerencia política en una organización empresarial. De hecho, Fernández había recibido muchas críticas internas y, sobre todo, de su rival, Hilario Alfaro.

Eulogio López

[email protected]