Cuando es responsabilidad de PP y PSOE que el SMI esté en los 641 euros

 

Primer duelo en el pleno del Congreso entre las 'sorayas': Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, y Rodríguez, portavoz parlamentaria socialista. Y esto promete.

El debate de hoy entre ambas se ha centrado, cómo no, en la reforma laboral aprobada el viernes por el Gobierno y que -recordemos- incluye el abaratamiento del despido y que los ERE no necesitarán autorización previa.

La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, ha acusado al Gobierno de haber "mentido" reiteradamente sobre una reforma laboral "agresiva, injusta y desequilibrada". Y ha pedido al Gobierno que la "rectifique" porque "reducirá el salario, facilitará el despido y acabará con la negociación colectiva y, por lo tanto, con la cohesión social". Además, ha reprochado a la vicepresidenta haber ocultado el "verdadero alcance" de la reforma en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la aprobó. En concreto, el haber ocultado la posibilidad de que los empresarios bajen unilateralmente los salarios. De hecho, le ha aconsejado que dé las ruedas de prensa los sábados, cuando se puedan contrastar sus palabras con el BOE publicado.

Por su parte, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, le ha replicado que fue el anterior Ejecutivo, el de José Luis Rodríguez Zapatero, el que puso en marcha el contrato con despido de 20 días y generalizó el de 33. "El único empresario que unilateralmente bajó los sueldos" fue el Gobierno socialista, reduciendo un 5% el sueldo de los empleados públicos. El Gobierno del PP, ha proclamado, "sólo ha bajado los sueldos a los bancos". Según Sáenz de Santamaría, la actual reforma "se pone del lado de los cinco millones de españoles que buscan un empleo". "Hacemos esta reforma porque entendemos que es justa. No es justo que uno de cada dos jóvenes españoles esté en paro y el Gobierno no haga nada como no hicieron ustedes". Y ha concluido: "El despido más fácil es el que ha colocado a España en cinco millones de parados".

Al final resulta que ambas 'Sorayas' han hablado de los sueldos bajos, cuando es responsabilidad de ambos -PP y PSOE- que en España el Salario Mínimo esté en los ridículos 641 euros. Hacen falta salarios dignos en España, porque así lo exige la dignidad de los trabajadores, o sea, de las personas. 

José Ángel Gutiérrez
[email protected]