Cumple el 58,6% de su Plan de Desinversiones

El beneficio neto ajustado de E.ON alcanzó en 2010 los 4.900 millones de euros. El EBIT ajustado subió un 2%, hasta los 9.500 millones, mientras que las ventas aumentaron un 16% hasta los 92.900 millones. La eléctrica redujo en 7.000 millones de euros su deuda hasta los 37.700 millones.

La mejora de su negocio minorista en Reino Unido, la subida de los precios mayoristas y el buen comportamiento de su red empresarial en Alemania, entre otros, han hecho posible esta cuenta de resultados, con el único factor negativo de la desinversión en capacidad eléctrica y otros activos en su país de origen.

Por lo que respecta a las desinversiones, E.ON ya cumple el 58,6% de lo previsto en su Plan tras la venta de su paquete en Gazprom (3,5% por 3.400 millones de euros), y redes en Reino Unido  por 4.900 millones de euros.

Mariano Tomás

[email protected]