El presidente del Gobierno español asegura que con las ayudas a los bancos ya ha ganado 3.000 millones de euros

 

En la entrevista de Youtube el presidente del Gobierno no distingue entre capitalización, ayudas y sistemas de protección de activos. Tampoco entre FROB 1 y FROB 2.

Durante la primera reunión de empresarios en Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero preguntó al presidente del BBVA, Francisco González, a quien llamaban para enterarse de lo que piensan los mercados. La verdad es que, si se analiza con calma, la pregunta tiene su enjundia pero también demuestra la cultura financiera del presidente del Gobierno.

Ahora, en la entrevista con Youtube, colgada desde la mañana del miércoles en el portal de vídeos de Google, el presidente se ha superado a sí mismo.  En la entrevista asegura lo siguiente sobre las ayudas públicas para la reforma de cajas. Ojo al dato: "Cuando hemos apoyado a los bancos, no les hemos dado dinero a fondo perdido, ni subvenciones. Les hemos prestado dinero por el que el Estado les está cobrando un interés. De momento, estamos ganando dinero, cerca de 3.000 millones de euros"

No se sabe de dónde salen esos millones ni que ninguna caja haya comenzado a devolver dinero. Entre otras cosas, porque el presidente confunde ayudas con capitalización e ignora el método de los sistemas de protección de activos.

Si el Estado capitaliza un banco no está cobrando un interés, lo está nacionalizando. Si después, lo que es poco creíble, al menos a medio plazo, consigue que dicha capitalización obtenga un valor de mercado suficiente, es decir, que algún inversor privado esté dispuesto a comprarlo, entonces podrá recuperar el dinero. Pero lo dejamos para largo, no es admisible haber cobrado ya 3.000 millones de euros.

Además, el presidente parece ignorar que la mayor ayuda pública la ha recibido Bankia, producto de la fusión de siete cajas de ahorros bajo el mando de Caja Madrid. Pues bien, un esquema de protección de activos significa que la entidad presidida por Rodrigo Rato crea un banco tóxico, que es el favorecido por el FROB 1, es decir, por el préstamo de dinero público al 7,75%. Ahora bien, con ese dinero Bankia podrá poner en valor los malos activos y el Estado recuperar con lo obtenido lo dispuesto, si acaso con intereses. Si no, o habrá condonación o habrá nacionalización.  Pero, en cualquier caso, Bankia no pagará intereses del 7,75% por el dinero recibido. Por pura casualidad el esquema de protección de activos concedido a Bankia es el que solicitan el resto de entidades inmersas en procesos de fusión: un basurero donde librarse de sus pérdidas latentes en activos que son pura inmundicia, que nunca se van a cobrar. Y si el Banco de España no se lo concede, amenazan con acudir a Bruselas por agravio comparativo y práctica restrictiva de la competencia. ¿Por qué creen ustedes que la reforma de cajas de ahorros está paralizada?

Tanto es así que todas las cajas a las que el Banco de España anima a hacerse con entidades en crisis exigen el modelo Bankia, es decir, quieren pagar los presuntos intereses que presuntamente le han reportado -ya mismo- 3.000 millones de euros al señor Zapatero.

Al mismo tiempo, Zapatero confunde el FROB 1 con el llamado FROB 2, que se aporta sin interés  alguno. Para terminar, olvida que la Caja de Castilla-La Mancha fue saneada con dinero del Fondo de Garantía de Depósitos, que, como su mismo nombre indica, no estaba dedicada a salvar activos sino depósitos.

Es igual: son las cuentas del Gran Capitán. A lo mejor no es que no sepa lo que dice sino que considera que el público de Internet, el que verá la entrevista por Youtube, aún entiende menos que él.

Eulogio López

[email protected]