Reciben con caídas en sus valores la propuesta de Merkel y Sarkozy de crear un impuesto sobre las transacciones financieras

 

La reunión del pasado martes entre los presidentes francés y alemán, Nicolas Sarkozy y Angela Merkel provocó alteraciones en los mercados y que muchos economistas se empezaran a mover en sus sillas. No sólo la propuesta de la creación de un ministerio económico paneuropeo llamó la atención, sino también la propuesta de crear un impuesto para las transacciones financieras.

Aunque esta propuesta no es la primera vez que se realiza, lo cierto es que el hecho de que la hayan propuesto los cabezas de la locomotora económica europea genera cierto temor. Por eso, las Bolsas BME y DB1 cayeron fuertemente el miércoles, por el impacto que podría tener la creación de ese nuevo impuesto. Pese a que todavía se desconoce la cuantía que supondría la creación de esta tasa, lo cierto es que hay temor entre los parqués ante una posible caída en las transacciones.

Juan María Piñero

[email protected]