Imperial Tobacco sigue reduciendo la plantilla de Altadis

 

El Ministerio de Trabajo aprueba la ampliación del ERE de Altadis que permitirá cerrar el centro de transformación de tabaco negro de Palazuelo (Extremadura).

La guerra de precio del tabaco tiene ya sus primeras víctimas en forma de despidos. El Ministerio de Trabajo ha aprobado la ampliación del ERE de Altadis que permitirá cerrar el centro de transformación de tabaco negro de Palazuelo (Extremadura), por lo que los 24 empleados que integran la plantilla de la central extremeña echarán el cierre a esta empresa, previsto para diciembre de 2011.

Según la compañía, el cierre es consecuencia del aumento progresivo de la presión fiscal y regulatoria del tabaco a lo largo de los últimos años, lo que ha generado una constante caída del consumo de cigarrillos negros. La mayoría de la plantilla recibirá la baja indemnizada que se enlazará con la jubilación, mientras que el resto será trasladado a otras fábricas de Altadis en España.

Esta nueva medida lo que sigue demostrando es que la venta de Altadis a Imperial Tobacco en 2007 fue un gran error ya que ha convertido a la que era la quinta compañía de venta de tabaco mundial en una pieza de desguace -algo parecido a lo que ha sucedido con SEAT-.

Mariano Tomás

[email protected]