Reconoce que los recortes adicionales que planea el Gobierno pueden reducir aún más el crecimiento

 

-Culpa al bajo consumo, la escasez de crédito y al endeudamiento de las empresas.

La Comisión Europea ha facilitado los datos de las previsiones económicas para el 2012, y no son buenos. La economía española se contraerá al menos un 1% en 2012 y estaremos en recesión hasta finales de año por culpa del bajo consumo privado, los recortes en el sector público y las repercusiones financieras del impacto de la crisis de la deuda.

Bruselas ha anunciado que la contracción podría superar en 1% porque las previsiones se han hecho sin tener en cuenta los recortes adicionales que el Gobierno puede aprobar este año para lograr los objetivos de déficit que se ha marcado para el 2013.

Bruselas ha rebajado en dos puntos el oráculo que planteó en el mes de noviembre, cuando nos atribuía el futurible de un crecimiento del 0,7%. Aun así, no nos podemos quejar. Sus cálculos son ligeramente más optimistas que los del Banco de España, que nos auguraba un decrecimiento del 1,5%, o los del Fondo Monetario Internacional, con una bajada del 1,7 %. "El consumo privado será significativamente más débil este año, debido al alto paro, la elevada deuda de los hogares y la restricción de crédito", señala el informe.

"El consumo público también se contraerá a medida que España continúe con su programa de consolidación fiscal y aplique las medidas adicionales a finales de diciembre", añade.

La inversión, aseguran, seguirá siendo muy baja por la falta de crédito y el alto endeudamiento de las empresas, especialmente las de construcción inmobiliaria. Lo único bueno es que nuestros productos siguen siendo competitivos en el extranjero.

Bruselas presagia una inflación en declive. Bajará hasta situarse en el 1,3% en el 2012. "Como resultado, el diferencial de inflación con la eurozona (que tendrá una tasa del 2,1%) será negativo, lo que permitirá cierta mejora en la competitividad de España en materia de precios", señala la Comisión.

España queda por debajo de las previsiones de crecimiento que Bruselas hace para la eurozona. Se augura una caída del PIB del 0,3%, con una recesión hasta el segundo trimestre del año. Los países para los que se vaticina una subida son Alemania (6%), Francia (0,4%) y Reino Unido (0,6%). Irlanda crece un 0,5% e Italia bajará un 1,3%. Grecia baja a los infiernos con una contracción del 4,4% y Portugal le sigue de cerca con un 3,3%.

Mariano Tomás

[email protected]