• En un comunicado de Protermosolar, en vísperas de la reforma energética, Abengoa, Acciona y ACS advierten al Gobierno que si se atreve a reducir las primas entrarán en una batalla jurídica, nacional e internacional.
  • Además, reinterpretan las sentencias el Tribunal Supremo sobre la retroactividad en materia de subvenciones.
  • Lo cierto es que Rajoy pidió al ministro Soria que se planteara la alternativa de reducir subvenciones en lugar de subir impuestos.

Comunicado de Protermosolar, el embrión de patronal de la industria termosolar, controlada por los tres grandes, los componentes de la Triple A: Abengoa (familia Benjumea), Acciona (familia Entrecanales) y ACS (Familia March, los Albertos y Florentino Pérez). Interesante defensa de la energía termosolar, y retorcimiento de las Sentencias del Tribunal Supremo que, digan lo que quiera la Triple A, daba pábulo a una reducción de primas con efectos retroactivos.

En cualquier caso, tras la exposición, la amenaza: si el ministro de industria, José Manuel Soria osa reducir las subvenciones que recibe la Triple A, estas empresas, solidarias y patriotas llevarán al Gobierno a los tribunales, ahondando así en la vereda de presiones y amenazas del embajador norteamericano en España, Alan Solomont, quien defiende a los prestamistas estadounidenses que han financiado tanto la fotovoltaica como la termosolar, fiados de unas subvenciones generosísimas, prácticamente sempiternas, que dicta el muy verde presidente Zapatero.

Precisamente, la sentencia del Tribunal Supremo animó al secretario de Estado e Industria, Fernando Martí (en la imagen), a reducir las primas de la carísima energía solar. Porque la otra solución es la que no desea Rajoy: subir los impuestos. Ya parece claro que las eléctricas tendrán que pagar más impuestos por la generación hidroeléctrica y nuclear pero por eso se quería ahorrar con menos subvenciones a la energía solar.

A lo mejor la respuesta, tras muchos retrasos, la tenemos el viernes 3. Y será interesante para conocer la capacidad de maniobra que tiene el Gobierno Rajoy ante las presiones de las grandes empresas españolas y de los intereses de los bancos y fondos extranjeros.

Miriam Prat

[email protected]