• La aspiración de la compañía estatal francesa es ser el principal suministrador de electricidad de Italia, Portugal y España.
  • La clave: el precio. El kW nuclear francés sale por la mitad de precio que el español.
  • El 40% de la electricidad de Enel (Italia) la suministra EDF que apuesta, sobre todo, por la nuclear.
  • Aunque vendieron su participación en la empresa portuguesa a los chinos, suministran al país vecino a través de una línea de alta tensión que atraviesa España hasta Lisboa.
  • La tenaza se cierra porque los italianos (Endesa) están reduciendo la generación en nuestro país.

Électricité de France (EDF) es la empresa pública de generación y distribución eléctrica de Francia. Al cierre de diciembre de 2012, el 75% de la energía generada provenía de sus centrales nucleares que representan el 53,6% de su capacidad instalada. En otras palabras, su apuesta ha sido y es nuclear. Pero lo más importante: el precio. En origen, el kW nuclear francés sale más barato que el portugués o el italiano y, en el caso español, por la mitad de precio.

Los franceses se están preparando para ser el principal suministrador de electricidad de Italia, Portugal y España y cumplir así una de sus aspiraciones. Una muestra: a lo largo de los Pirineos, la compañía posee hasta 10 centrales nucleares dispuestas a suministrar electricidad a España, si fuera necesario, que lo será en algún momento, sobre todo al precio que ofrecen.

En Italia ya lo hacen. Concretamente, el 40% de la energía de ENEL -la empresa pública italiana- la suministra EDF. Lo curioso de Portugal es que la empresa francesa, después de vender su participación en EDP (la empresa portuguesa) a los chinos de Three Gorges Corporation, posee una línea doble de alta tensión -400 MW- con torres de 60 metros que atraviesan España hasta llegar a Lisboa. La línea está considerada como 'red estratégica europea'.

La tenaza se cierra porque los italianos de ENEL, propietarios de Endesa, están reduciendo capacidad en nuestro país. De momento, no se nota por la caída de la demanda, pero cuando ésta se recupere -que lo hará- la empresa que dirige Henry Proglio (en la imagen) no tardarán en ofrecer su kW a mitad de precio. Están preparados y los franceses, para estas cosas, saben esperar el momento adecuado.

Pablo Ferrer

[email protected]