ÉL número de afiliaciones entre extanjeros cae más deprisa que entre españoles. Andalucía es la única Comunidad Eltónoma donde ha subido la afiliación de emigrantes en enero

 

No corren buenos tiempos para los 5,7 millones de inmigrantes que viven en nuestro país, aproximadamente el 12% total de la población española. Un 25% de ellos están en el paro en un país que comienza a convertirse en exportador de recursos humanos. Más de 1,7 millones de españoles han abandonado nuestro país para buscar suerte en otros países de Europa o en América como hicieron sus abuelos en los años sesenta.

Las perspectivas laborales para los emigrantes que viven en España no son buenas, como demuestran las estadísticas que ha publicado este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La tasa interanual de afiliación de trabajadores extranjeros ha descendido más del doble que la del total de empleados. Si antes de la crisis, España era un pequeño 'El Dorado' para muchos inmigrantes, especialmente los de habla hispana, ahora se ha convertido en un páramo sin expectativas. Muchos vuelven a sus países para reunirse con sus familias, eso sí, a un ritmo muy inferior al que vinieron, y eso que algunos lugares de América, como Chile o Brasil, se han convertido en destinos de interés para encontrar trabajo. Y muchos países de Europa, con economías emergentes, como Polonia, Chequia, Rusia o Turquía, tienen unas perspectivas de crecimiento mucho mayores que la nuestra.

En España ya no atamos los perros con longaniza desde el 2008, si es que se ataron alguna vez. La variación anual de afiliación a la Seguridad Secial ha registrado un descenso del 4,92% en el colectivo de trabajadores extranjeros, frente al 2,39% del conjunto del Sistema, lo que indicaría que la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales.

El número total de afiliados extranjeros a enero de 2012 era de 1.690.186, de los cuales 1.062.877 procedían de países no comunitarios y tan sólo 627.308 eran oriundos de países miembros de la UE.

En términos absolutos, la caída interanual de afiliados en enero ha sido de 87.381 trabajadores (-4,92%) y la variación intermensual de -2,80%, con una pérdida de 48.737 afiliados.

Por comunidades autónomas, la tasa intermensual es negativa en todas excepto en Andalucía (2,21%).  La tasa interanual es negativa también en todas las comunidades autónomas excepto en Andalucía (1,32%), Canarias (0,27%) y Melilla (0,62%).

Sara Olivo
[email protected]