• Rajoy no tiene prisa porque espera a que se concreten las aspiraciones españolas en los cargos de la Unión Europea.
  • García Margallo revela estarían contentos con la cartera de Asuntos Económicos y Monetarios o la de Comercio Internacional y la presidencia del Eurogrupo (¿para De Guindos
  • La Comisaría de Comercio Internacional sería un "triunfo enorme" porque tiene que negociar un acuerdo de comercio e inversión con EE UU, Mercosur y Brasil.

¿Por qué tarda tanto Rajoy en dar a conocer el candidato del Partido Popular a la Eurocámara Que si Margallo (ya descartado) (en la imagen), que si Arias Cañete, que si algún ministro ido a menos… La prensa no se cansa de de especular. Es su oficio. La razón, sin embargo, es mucho más sencilla. ¿Para qué se va adelantar Rajoy, más pendiente ahora de las aspiraciones de España en la UE, en el Consejo de Comisarios, el Eurogrupo o en el Parlamento Europeo Incluso, el apoyo de España a Jean-Claude Juncker para presidir la Comisión Europea puede tener su enjundia en ese sentido.

El ministro de Exteriores, García-Margallo, este miércoles, en declaraciones a la COPE, resultó más explícito que nunca sobre lo que quiere España en el reparto de cargos en la Unión. España aspira a la cartera de Asuntos Económicos y Monetarios o la de Comercio Internacional, la presidencia del Eurogrupo, si se convierte en un puesto a tiempo completo y, además, la presidencia del Grupo Parlamentario Popular y, posiblemente, de la propia Eurocámara durante la mitad de la legislatura. Ahí es nada. Con ese cambio de cromos se comprende mejor la poca prisa de Rajoy.

García-Margallo ha explicado que todo son "posibilidades abiertas" y se refirió en concreto a la presidencia del Eurogrupo -que podría ser para el ministro de Economía, Luis de Guindos- si finalmente se decide que sea un puesto a tiempo completo. Rajoy tiene que ver qué cartera "conviene" a España, y ha mencionado la de Asuntos Europeos -que ya ostentaron Solbes y Almunia hasta 2009- o la de Comercio Internacional que sería un "triunfo enorme" para España. Esa cartera tiene que negociar un acuerdo de comercio e inversión con Estados Unidos, Mercosur y Brasil.

El canciller español es optimista también sobre presidente español del Grupo Parlamentario Popular en la Eurocámara -sólo Alemania supera a España en delegados-, lo que daría posibilidades también a tener la presidencia del Parlamento Europeo la mitad de la legislatura.

A juicio del jefe de la diplomacia española, la UE está "en deuda con España", sobre todo desde que perdió su puesto en el Banco Central Europeo, una representación importante y, encima, "ha hecho los deberes como no los ha hecho nadie", apretándose el cinturón, y además está siendo activa en Europa.

Mariano Tomás

[email protected]