El Ministerio está resolviendo contratos con los propietarios antes de vencimiento

 

Uno de los grandes proyectos de ZP se va al garete.

"No vamos al concurso de acreedores porque somos un entidad pública, que si no". Así se expresa un funcionario de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), uno de los proyectos-estrella del Gobierno Zapatero.

De hecho, la SPA no puede cerrar porque sería tanto como reconocer el desastre pero sí está amortiguando pérdidas a costa de resolver contratos firmados con propietarios antes del vencimiento. Naturalmente, estos exigen el pago de las cantidades acordadas y el asunto amenaza con colapsar los tribunales (suelen ser contratos a cinco años).

¿Cuál es el problema? Pues que los inquilinos no pagan, pero el garante es la Administración pública. Y es que el Gobierno es muy mal gestor.

Miriam Prat

[email protected]