• La constructora española destaca que las obras del Canal de Panamá se terminarán a "principios de 2016".
  • Ya no piensa en los problemas de financiación que provocaron un contencioso a principios de año y que exigieron la mediaciación del Gobierno.
  • Como recogió ayer lunes Hispanidad, las primeras pruebas de ampliación del canal se prevén en julio-agosto del 2015. 
Ayer lunes lo adelantó Hispanidad y hoy lo ha confirmado Sacyr, la constructora española que lidera las obras de ampliación del Canal de Panamá junto a la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa: la conclusión de las obras se estima para "principios de 2016"; por lo que las primeras pruebas de ampliación del canal se prevén en julio-agosto del 2015. Atrás queda, como viejo, el contencioso que amenazó con la paralización de las obras por problemas de financiación (causados por el desvío en los gastos previstos).

El consorcio encabezado por Sacyr se adjudicó en julio de 2009 la construcción de un nuevo juego de esclusas para ampliar el Canal de Panamá, por un importe de unos 2.300 millones de euros. Como explicamos ayer, en la actualidad, el proyecto presenta un grado de ejecución del 79%.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique (en la imagen), ha señalado esta mañana: "Nuestra relación (con Panamá) es magnífica y esperamos mejorar nuestra colaboración con todas las obras que hay en el país".

Recordemos que el consorcio que lidera Sacyr y la Autoridad del Canal de Panamá (APC) firmaron este mes de agosto un acuerdo para solventar los problemas de liquidez que presentó a comienzos de año la obra de la vía interoceánica y que paralizó las obras por problemas financieros.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]