• El déficit de tarifa del gas en 2013 fue de 26 millones de euros (el eléctrico fue de 3.188 millones).
  • Es decir, el déficit acumulado del gas en 10 años se eleva a 300 millones de euros.
  • Sin embargo, sólo Castor, en caso de que haya que indemnizar a la empresa, supone un desembolso de 1.700 millones de euros.
  • Y, por cierto, el Gobierno cree imposible reclamarle a la empresa de Florentino Perez esa cantidad.
  • O lo paga el Ejecutivo, es decir, todos los españoles, o las empresas del sector.

Según las previsiones, la reforma del gas debería estar aprobada antes del verano o, lo más tardar, en septiembre. El Gobierno trabaja en ella, pero se ha topado con un obstáculo con el que no contaba: el almacén de gas Castor. Vayamos por partes.

El déficit de tarifa del gas en 2013 fue de 26 millones de euros, causado principalmente por la caída del consumo. En cuanto éste se recupere, la balanza se equilibrará. En cualquier caso, no es una cifra que preocupe. Basta ver el déficit de tarifa eléctrico que, en el mismo año y después de todas las medidas anti-déficit del ministro Soria, ascendió a 3.188 millones de euros.

El déficit acumulado del gas en 10 años se eleva a 300 millones de euros (unos 30 millones anuales). Sin embargo, y aquí es donde aparece Castor, en caso de que haya que indemnizar a Escal, la empresa que gestiona el almacén y que está controlada por ACS, el desembolso sería de 1.700 millones de euros. Sin duda, una cifra que distorsiona todo el sector.

Y, por cierto, el Gobierno -que sigue a la espera de los informes independientes sobre Castor- cree imposible reclamar a la empresa de Florentino Pérez (en la imagen) esa cantidad. En otras palabras, o lo paga el Gobierno vía presupuestos -es decir, todos los españoles-, o lo pagan las empresas del sector.

Pablo Ferrer

[email protected]