10,7 millones de españoles cuentan con planes de pensiones, pero su dotación es de sólo 7.900 euros

 

En España sólo el 12,5% de los españoles cuenta con un sistema de pensión en sus empresas, mientras que en Holanda es del 90%.

MAPFRE ha presentado este martes un informe sobre las Actitudes de los españoles ante la jubilación y la reforma de las pensiones. El presidente de MAPFRE familiar y MAPFRE vida, Ignacio Baeza ha sido el encargado de presentar los resultados del informe, que, por cierto, muestra el escepticismo de los españoles ante el actual sistema público de pensiones.

Según el informe, sólo el 30% de los españoles considera que el futuro de las pensiones está garantizado con el sistema actual y el 87% cree que son necesarias nuevas reformas. Este resultado, de manera indirecta, es también una crítica al Gobierno que, hace apenas un año, llevó a cabo una reforma de las pensiones, pero que no parezca que tenga unos resultados satisfactorios para los españoles. 

Pero el estudio también nos permite descubrir que la mayoría de los españoles desconoce muchas de las modificaciones llevadas a cabo, así como el importe de la que sería su pensión en caso de jubilación. Pese a todo, lo que sí tienen claro es que con el actual sistema público de pensiones no se podrá llegar lejos y hacen falta medidas complementarias. Lo difícil es aplicarlas, porque en el fondo implica ahorro, lo que se convierte en una odisea para muchos españoles que a duras penas llegan a fin de mes.

Desde MAPFRE se cree que lo importante es la educación en el ahorro desde la juventud. Otra ayuda podría ser el crear sistemas de pensiones dentro de las mismas empresas de los trabajadores. Este método lo aplican sólo al 12,5% de los españoles, mientras que en Holanda, por ejemplo, el 90% de los trabajadores lo tienen.

Lo que parece claro es que la preocupación sobre el sistema público de pensiones entre los españoles es notoria. Pero como han reconocido desde MAPFRE, no han aumentado en los últimos años los planes de pensiones. Y no parece que sea cuestión de convicción, sino de que simplemente no se llega.

Juan María Piñero

[email protected]