• La telefonía móvil perdió casi 250.000 líneas en enero, y ya son seis meses de caída.
  • Sin embargo, los OMV siguen ganando cuota de mercado: las políticas europea y nacional les benefician.
  • La portabilidad móvil marcó un nuevo récord: 633.616 intercambios.
  • Vodafone (-111.667) y Movistar (-106.486), las que obtuvieron los saldos más negativos.

En el sector de las telecomunicaciones hay dos tipos de empresas: las que invierten y las que no. En el primer grupo están las más grandes. A saber: Movistar, Vodafone, Orange y Jazztel, que han firmado acuerdos para co-invertir. Es el caso de Movistar-Jazztel y, más recientemente, Vodafone-Orange (en la imagen, sus consejeros delegados durante la presentación del acuerdo).

Por otra parte, la tendencia del mercado europeo -y español- ha cambiado en los últimos años. Ahora, consiste en ofrecer servicios integrados, esto es, fibra óptica, línea fija y móvil. En España, la primera que lo hizo fue Movistar, con su paquete Fusión.

Pero para poder ofrecer estos servicios hace falta invertir, y mucho. Y es aquí donde el sector sufre más, porque la legislación europea -y también la española- lejos de favorecerla, ofrece más ventajas a los OMV, es decir, a los operadores virtuales, que aprovechan las redes de las operadoras que sí han invertido. Claro que los OMV, como no han puesto ni un euro para desplegar esas redes, pueden ofrecer unos precios muy bajos. Además, los OMV suelen contar con una estructura muy pequeña. Yoigo, por ejemplo, apenas tiene 100 empleados.

Como decimos, la legislación europea pone muy difícil la inversión en el sector. Las autoridades consideran que la competencia consiste en que haya muchos operadores, no muchos operadores dispuestos a invertir en red.

En este contexto, hemos conocido los datos del sector en España durante el mes de enero. Según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la telefonía móvil perdió casi 250.000 líneas. Ya son seis meses cayendo. Y la portabilidad registró un nuevo récord histórico: 633.616 intercambios.

Los OMV son los grandes vencedores. Terminaron el mes con un saldo neto favorable de 170.414 números. Yoigo fue la siguiente que más ganó (30.970), seguida de Orange (16.769 números). Los grandes perdedores fueron Vodafone (111.667 números menos) y Movistar (106.486 números menos).

En definitiva: el sector necesita reconvertirse, y para ello requiere inversiones fuertes. Pero la legislación no ayuda y los OMV se mueven entre el éxito actual y el fracaso en la fusión fijo-móvil.

Pablo Ferrer

[email protected]