• El secretario general del PSOE lo propone para aflorar el dinero negro oculto y dedicar lo recaudado a programas contra la pobreza y la exclusión social.
  • Y como "medida de lucha contra el crimen organizado y la evasión de capitales".
  • El 90% de todos los billetes de 500 euros están en manos del crimen organizado, según la Agencia de Crimen Organizado Serio de Reino Unido.
  • Y España tiene actualmente en su territorio un cuarto de todos estos billetes de alto valor de toda la Eurozona.
Este fin de semana, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto suprimir los billetes de 500 euros de toda la Unión Europea para aflorar el dinero negro oculto y dedicar lo recaudado a programas contra la pobreza y la exclusión social. El líder de la oposición invitó al Gobierno de Mariano Rajoy a que traslade esta propuesta a la Comisión Europea, puesto que, en su opinión, sigue habiendo dinero pese a las dificultades presupuestarias.

Tras esta propuesta, mucha gente le ha puesto a caer de un burro (entre ellos, viejos compañeros de gabinete).  Pero la idea de Rubalcaba tiene sentido. La Agencia contra el Crimen Organizado Serio de Reino Unido, por ejemplo, apuntó en una ocasión que el 90% de todos los billetes de 500 euros estaban en manos del crimen organizado, recogía Expansión.
 
Y, según explica Wikipedia, España tiene actualmente en su territorio un cuarto de todos estos billetes de alto valor de toda la Eurozona. Esta proporción es muy superior a la esperada para una economía de su tamaño, y estos billetes, al ser muy difíciles de ver en el comercio del día a día, se han ganado el apelativo de Bin Laden porque, como se dice, "todo el mundo sabe que existen pero nadie los ha visto". El Reino Unido y la policía española están utilizando estos billetes para registrar el blanqueo de dinero.

Pero, como Rubalcaba recordó, el debate sobre eliminar los billetes de 500 euros ha surgido ya en otros países europeos como "medida de lucha contra el crimen organizado y la evasión de capitales". Según el líder socialista, la primera consecuencia de la supresión de esos billetes sería que "obligaría a que quienes en este momento tienen ese dinero oculto a los ojos de Hacienda lo sacaran a la luz para canjearlos y, por tanto, a dar explicaciones de su procedencia y, en su caso, a pagar los impuestos por las transacciones no declaradas".

Andrés Velázquez

[email protected]