• En 2012, superó los 600.000 millones, el doble de los aproximadamente 300.000 millones que alcanzó al inicio de la crisis, en 2007.
  • El saldo de deuda anotada del Estado se incrementó en 2012 un 10,5%.
  • Otras posibles causas del aumento: las emisiones para el FROB y el préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).
  • Sin embargo, el coste de financiación se redujo en unos 50 puntos respecto al año anterior, lo que supuso un ahorro de unos 1.050 millones de euros.
La crisis económica está teniendo muchos efectos. Uno de ellos, que la deuda del Estado está creciendo de manera desmesurada. Este miércoles se ha sabido por el Banco de España que el saldo de deuda anotada del Estado se incrementó en 2012 un 10,5% hasta alcanzar 641.461 millones de euros, el doble de los aproximadamente 300.000 millones de euros que alcanzó al inicio de la crisis, en 2007.

No obstante, a pesar de las tensiones financieras que atravesó la zona del euro durante el año pasado, el coste de financiación de España, se redujo en unos 50 puntos respecto al año anterior, lo que supuso un ahorro de unos 1.050 millones de euros.

Durante la presentación del documento, el jefe de la división de instrumentación monetaria del Banco de España, Javier Maycas, ha indicado que esta tendencia se ha intensificado en los primeros meses de 2013, ya que entre enero y abril el coste de las nuevas emisiones ha bajado en 70 puntos básicos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que durante gran parte del año 2012 y comienzos de 2013, la famosa 'prima de riesgo' se situó en unos niveles insoportables para el Estado. Y ahí puede estar gran parte de la explicación de por qué ha subido tanto la deuda del Estado.

Y otra razón puede estar en que, aparte de las subastas ordinarias, hubo en 2012 una emisión sindicada y emisiones para el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y para el Fondo de Liquidez autonómica (FLA); así como el préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para recapitalizar la banca y la financiación del estado a las comunidades autónomas.

Andrés Velázquez
[email protected]