Alcanza los 301 puntos, aunque a media mañana desciende hasta los 285 puntos

 

La ministra de Economía afirma que nuestro país sigue "en el punto de mira", pero que esta cifra será puntual.

Lo peor de esta situación es que desde hace meses se dice desde el Gobierno que es una situación transitoria, que la crisis griega, portuguesa o irlandesa no afectará a España, pero nuestro país sigue con la soga al cuello. Hay días en que parece que se va a arreglar la desconfianza con descensos de la prima de riesgo, pero cualquier obstáculo de otro país provoca que ésta se eleve más que la vez anterior.

La mañana del lunes el país se ha despertado con el diferencial alemán un poco más alejado que cuando cerraron los mercados el viernes. La situación griega había afectado al mercado y la prima de riesgo se disparaba hasta los 301 puntos, superando la barrera fatídica de los 300 y cerca del máximo histórico de 311 puntos de noviembre de 2010. A media mañana, sin embargo, la presión se ha rebajado y la cifra ha quedado en los 285 puntos.

Para la ministra de Economía esto significa que nuestro país continúa en el "punto de mira" de los mercados, pero trata de rebajar la tensión afirmando que esta situación es puntual y que se deba a la incertidumbre sobre la crisis de deuda griega. Pero no solo España encuentra problemas, sino que también Italia ha visto cómo su prima de riesgo ascendía desde los 213 puntos básicos hasta los 224, a un interés del 5,023%.

Juan María Piñero

[email protected]