• Ocho detenidos hoy en Ceuta vinculados al envío de yihadistas de Al Qaeda a Siria.
  • Para que luego digan que los rebeldes sirios son moderados.
  • Recientemente, el JEMAD aseguraba que el Ejército no tiene "una preocupación especial" por el origen árabe de los soldados españoles.
  • Se impone la militarización de Ceuta y Melilla que, además, aportaría a ambas ciudades autónomas un impulso económico importante.
Agentes de los Servicios de Información del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil detuvieron simultáneamente esta madrugada a ocho presuntos integrantes de una red vinculada con filiales de la organización terrorista Al Qaeda en Ceuta que envió a decenas de personas a combatir a Siria.

La red hispano-marroquí desarticulada era, según las investigaciones policiales, responsable del envío de yihadistas a los grupos afiliados a AlQaeda en ese país árabe, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. Se tenía constancia de que decenas de personas, alguna menor de edad, partieron tanto desde Ceuta como desde territorio marroquí bajo la cobertura de este grupo terrorista. Para que luego digan que los rebeldes sirios son moderados.

Un diez para Policía y la Guardia Civil que, aunque iniciaron sus investigaciones por separado en el marco de diligencias judiciales de los años 2009 y 2011, fue a principios de este año cuando los responsables de información de ambas fuerzas de seguridad decidieron continuar las operaciones conjuntamente para conseguir así una mayor eficacia operativa.

La noticia es preocupante por cuanto ambas ciudades autónomas españolas, Ceuta y Melilla, son consideradas por el yihadismo como territorio musulmán y se adivina, tras esta noticia, su creciente islamización. Aunque, recientemente, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) el almirante Fernando García Sánchez (en la imagen), aseguraba que el ejército no tiene "una preocupación especial" por el origen árabe de los soldados españoles presentes en Ceuta y Melilla.

Aunque no hay datos oficiales, se estima que algo más de un tercio de las tropas españolas en las ciudades autónomas son de origen árabe.

Por razones de seguridad, se impone la militarización de Ceuta y Melilla que, además, aportaría a ambas ciudades autónomas un impulso económico importante.

Andrés Velázquez
[email protected]