En declaraciones a Hispanidad, el SUP cree que "no es suficiente" la reforma del Código Penal, sino que hace falta un "cambio de actitud"

 

Esta mañana, en TVE, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha referido a la reforma de la justicia por la que se endurecerán las penas para delincuentes reincidentes, anunciada en los últimos días por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Así hablaba Fernández Díaz: "Se trata de modificar la ley de Enjuiciamiento Criminal, de modificar el Código Penal y ya dijo el ministro de Justicia que lo iba a hacer en absoluta sintonía y coordinación con el ministro del Interior". "Lo que pretendemos es que el fenómeno de la multirreincidencia -la habitualidad en la comisión de pequeños delitos, que no acarrea ningún tipo de reproche penal en la práctica- desaparezca". "El típico tirón, robo en automóvil, robo sin fuerza en las personas en las viviendas..., eso está generando una sensación de alarma social, especialmente en las grandes capitales, el robo en los ámbitos agrarios de núcleos no urbanos también, y hay personas que han hecho de la comisión de este tipo de infracciones su modus vivendi. Tenemos casos absolutamente escandalosos, de personas que tienen hasta centenares de este tipo de infracciones -hurtos, faltas, delitos- y que no están en la cárcel". "El 40% de este tipo de conductas son cometidas por personas reincidentes, entendiendo por tales las que han cometido dos o tres veces ese delito como mínimo en un año". "Hemos de hacer frente a esa situación con una reforma de la ley de Enjuiciamiento Criminal y del Código Penal, ese tipo de delincuencia habitual va a desaparecer y la alarma social y el factor de inseguridad que generan va a desaparecer".

Estas palabras responden al sentir de la ciudadanía, que está harta de la impunidad de los delincuentes.

Ahora bien: Hispanidad se ha puesto en contacto con el Sindicato Unificado de Policía (SUP), cuyo portavoz, José María Benito, ha opinado sobre lo anunciado por el ministro que "no es suficiente": "Nosotros hemos calificado como correctísima esa medida. Es necesario que se sancione, que se tipifique la multirreincidencia, porque al final lo que crea es sensación de impunidad entre los delincuentes cuando ven que no pasa absolutamente nada delinquiendo una y otra vez y cometiendo el mismo delito". "Pero eso no es suficiente, hay que tomar otra serie de medidas que quizá no tengan que estar en el Código Penal sino que partan del propio Fiscal General del Estado. Por ejemplo, pidiendo la prisión provisional en aquellos casos en los que los delitos son graves, que ahora no se está pidiendo para los delincuentes detenidos: alunizajes en joyerías, robos de bancos, robos en interior de vehículos, robos de vehículos, robos de viviendas...". "En la mayoría de esos casos, como no hay personas lesionadas o afectadas", "el último fiscal general del Estado dictó una instrucción de que no se pidiera. Eso hay que modificarlo, y eso no es del Código Penal. Es de actitudes". "Igual que el anterior Fiscal dio instrucciones diciendo que cuando no haya personas lesionadas con los delitos cometidos, indicaba a los fiscales que no pidieran la prisión provisional. Pues ahora debe haber un escrito en sentido contrario, diciendo que cuando los hechos revistan la entidad suficiente, que se pida".  

En consecuencia, según Benito, la medida anunciada por Fernández Díaz "ha de ir acompañada de otras que haga que nos quitemos esa sensación que tienen los ciudadanos y los policías -que la sufrimos día a día- de que los delincuentes entran por una puerta y salen por otra". Porque, en su opinión, "si no se pide la prisión provisional, los delincuentes al día siguiente están haciendo otra igual".

A ver si el nuevo Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, hace caso...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]