Ataques contra sacerdotes y seglares cristianos aumentan en el Viejo Continente

 

La eliminación de símbolos cristianos también está cada vez más extendida.

El Informe del Observatorio sobre la Intolerancia y la Discriminación de los Cristianos de Europa ha documentado una realidad que ya se percibía, pero a la que ahora ha puesto cara y nombres. Y así lo ha recogido la agencia de noticias Zenit.

Hasta ahora, además de los casos conocidos de intolerancia o ataques contra valores no negociables como son la vida o la familia, poco se conocía sobre casos de violencia física, y no tanto institucional. Desde el observatorio se ha destacado que la intolerancia y la discriminación de los cristianos incluye la negación de derechos de los cristianos en áreas como la libertad de expresión y la libertad de conciencia, subrayando que la libertad religiosa está en peligro respecto a su dimensión pública e institucional.

Pero además, ha documentado los ataques que han sufrido cristianos, simplemente por el hecho de profesar su fe. Se habla de los ataques que en este año en el mes de septiembre sufrió un grupo de activistas pro-vida en Viena, de las palizas recibidas por un sacerdote católico y otro ortodoxo en Alemania o un ataque contra cuatro monjes franciscanos en su monasterio en Italia.

Sin embargo, ése parece ser el sino de muchos de los creyentes que no quieren limitar la vivencia y manifestación de su fe al ámbito privado, sino que quieren manifestarlo públicamente. El problema es que la tolerancia que se pide a la los creyentes ante otro tipo de posturas, no parece ser correspondido por quienes las piden en muchos casos.

Juan María Piñero

[email protected]